Una central de baterías e inversores

Share

Li Xinfu tiene una visión para su empresa y la industria fotovoltaica mundial: “La solar fotovoltaica estará presente en todas las familias y todas las casas en un futuro próximo”, dijo. En otras palabras, la energía renovable está a punto de convertirse en una verdadera corriente dominante, gracias a los logros de precio y eficiencia que ha conseguido y a empresas innovadoras como SolaX Power, con sede en Hangzhou, que Li dirige.

Li fundó SolaX Power en 2007 y en su primer año el fabricante generó RMB3 millones ($445.000) en ingresos. Más de 10 años después, la empresa tenía unos ingresos anuales estimados de 130 millones de RMB para 2018, y un equipo de I+D formado por más de 300 ingenieros.

Li está muy orgulloso de su equipo de ingeniería y del duro trabajo que ha supuesto desarrollar una amplia gama de productos de inversores string e híbridos y productos de almacenamiento con baterías. En su país, China, la compañía ha desarrollado incluso un negocio de energía fotovoltaica integrada en edificios (BIPV), que incluye una asociación estratégica con la principal empresa de transmisión de red de China, la State Grid Corporation of China (SGCC).

Hasta la fecha, la compañía ha instalado 300 MW de proyectos BIPV en China continental. El foco del negocio son las instalaciones comerciales e industriales en tejados, que SolaX ofrece a las empresas como parte de su joint venturecon SGCC. State Grid Corp posee el 70% del capital – y SolaX el 30% – de una empresa conjunta entre las dos. Como parte de la oferta, los clientes reciben una instalación BIPV gratuita para el tejado y, a cambio, se comprometen a comprar electricidad a un precio reducido de la empresa participada. Su mayor proyecto hasta la fecha es una instalación sobre cubierta de 19,8 MW en la ciudad portuaria de Ningbo, uno de los mayores astilleros de China.

Soluciones residenciales

El núcleo de la tecnología de SolaX es su inversor y la batería de almacenamiento. Aquí el punto clave no son las instalaciones comerciales, sino los tejados residenciales. Los fabricantes de inversores de hoy en día no solo tienen que hacer frente a una amplia gama de requisitos de red en una gran variedad de jurisdicciones, sino que también tienen que hacer frente a diversos escenarios. En una configuración convencional, la función principal del inversor es tomar la electricidad de CC de las instalaciones fotovoltaicas y exportarla a la red. En otras situaciones, la producción debe limitarse a cumplir con los requisitos de la red. Luego está el paso al autoconsumo y al almacenamiento. Y finalmente, hay casos en los que el usuario final -comercial o residencial- desea importar electricidad de la red a una batería, o garantizar el suministro a una empresa o una vivienda cuando se producen apagones.

El sistema de almacenamiento de energía solar X-Híbrido de SolaX Power puede manejar todos esos escenarios. El sistema puede funcionar con una gama de unidades de baterías residenciales de iones de litio y las diferentes versiones ofrecen una gran variedad de capacidades. Por ejemplo, la versión “E” viene con una función de fuente de alimentación de emergencia (EPS), valiosa en países como Australia, donde los cortes de la red han frustrado a muchos propietarios de viviendas y empresas.

En la región europea del Benelux, SolaX se ha convertido en uno de los principales proveedores de inversores monofásicos, tanto para aplicaciones residenciales como comerciales e industriales. En la mayoría de los casos, la aplicación implica la exportación a la red de la producción de los sistemas fotovoltaicos en los tejados gracias a tarifas de alimentación vigentes en la región.

Los instaladores de los países del Benelux y de los 46 mercados en los que opera SolaX en todo el mundo pueden aprovechar una amplia gama de inversores monofásicos: desde el X1 MINI monofásico hasta las unidades trifásicas más grandes de la familia de productos X3. La gama X3 va de 4 a 36 kW, todos sin ventilador interno, y tienen un grado de protección IP65 en toda la gama. Opcionalmente, pueden equiparse con wi-fi “plug and play”, lo que facilita aún más el cambio a SolaX Cloud. Los usuarios finales pueden utilizar una aplicación de Smartphone para conectarse a la Nube de SolaX y seleccionar los dispositivos que se alimentarán con electricidad fotovoltaica.

Batería SolaX

Según Li, el objetivo de la empresa “es proporcionar una solución integral para los usuarios finales”. El mantra del fabricante es la ingeniería de soluciones completas, y la planta de producción dedicada a ello cuenta con una capacidad anual de 4 GW.

SolaX también desarrolla y fabrica baterías de iones de litio, y obviamente las baterías de la compañía son la opción óptima para sus inversores de almacenamiento de energía. La batería SolaX ofrece una vida útil de 6.000 ciclos, una profundidad de descarga del 90% y una garantía de 10 años. El producto se presenta en dos modelos – 4,5 kWh y 6,3 kWh – y se pueden integrar varias unidades con los inversores de almacenamiento de energía del fabricante. Como muchos vendedores en el segmento de baterías residenciales de primer nivel, SolaX obtiene sus celdas de iones de litio del fabricante surcoreano LG Chem.

Según Li, “2019 promete ser un gran año para el almacenamiento residencial con baterías”. Considera que la brecha entre las tarifas residenciales minoristas y el costo residencial nivelado de la electricidad para los sistemas fotovoltaicos se está reduciendo, lo que evita la necesidad de subvencionar la energía fotovoltaica. En países como China, donde las tarifas de electricidad al por menor son relativamente bajas, la energía fotovoltaica residencial todavía tiene que convencer a los usuarios finales de que adopten la energía solar sin subsidio. En muchos mercados europeos, sin embargo, la brecha se ha reducido, convirtiendo a la energía fotovoltaica de producción propia en una alternativa cada vez más atractiva al poder adquisitivo de la red. Añadir almacenamiento de baterías a un sistema fotovoltaico lo hace aún más atractivo, especialmente si los precios de las baterías de iones de litio disminuyen a medida que aumentan las capacidades de fabricación.

A medida que los subsidios a la energía fotovoltaica pierden importancia, las acciones políticas -o la inacción- de los gobiernos se vuelven menos críticas para el éxito de la industria fotovoltaica. Con esa situación en el horizonte, Li podría no estar muy lejos con su predicción de que “la energía solar fotovoltaica llegará a todas las familias y a todas las casas en un futuro próximo”. En ese momento, SolaX Power podría ser un nombre muy conocido en los mercados de todo el mundo.