Colombia asigna 1,39 GW de solar y eólica en la subasta de Cargo por Confiabilidad

Share

Con este tuit la Ministra de Energía de Colombia, María Fernanda Suárez, ha comentado el resultado de la Subasta de Asignación de Obligaciones de Energía Firme que se ha celebrado hoy y con la cual se han adjudicado las obligaciones de energía en firme para el período comprendido entre el primero de diciembre de 2022 al 30 de noviembre de 2023.

Realizada por XM Compañía Expertos en Mercados (XM), que es una filial de la firma estatal colombiana de transmisión ISA, la subasta de Cargo por Confiabilidad ha asignado contratos para el periodo 2022- 2023 a 70 plantas de generación, de las cuales 47 son ya existentes, mientras que las restantes aún tienen que ser construidas.

El listado de los proyectos publicado por XM incluye en realidad solo dos proyectos fotovoltaicos, que son El Paso Solar de Emgesa y la planta Loma Solar de Enel Green Power Colombia, además de cinco plantas eólicas. La mayoría de los proyectos ganadores son hydroeléctricos y termoeléctricos.

Según informa la CREG en otro comunicado, la subasta asignó un total de 250,55 GWh por día en Obligaciónes de Energía Firme (OEF), de las cuales 37,37 GWh por día corresponden a proyectos de generación nuevos o que adicionan energía firme al sistema. “El precio de cierre de la subasta fue de 15,1 dólares (USD) por megavatio-hora (MWh) (i.e. 46,46 pesos por kilovatio-hora). Este valor es 11% menor al cargo por confiabilidad resultante de la última subasta, que es el que rige actualmente (17,01 USD-MWh),” agrego la CREG en su nota.

En total se contrataron 4.010 MW de potencia firme en el certamen, lo cual corresponde una ampliación del 23% de la capacidad instalada del parque generador.

A pesar del entusiasmo expresado por la ministra en este segundo tuit y del éxito parcial de la licitación de hoy, hay que recordar que el pasado 26 de febrero, la primera y más importante licitación para proyectos de energías renovables de Colombia no llegó a asignar ningún proyecto. A pesar de haberse anunciado un nuevo certamen antes del fin de la primera mitad de este año, la decepción fue bastante grande para el sector de las renovables colombiano.