Se inaugura en Brasil una planta fotovoltaica para generación distribuida

Share

La empresa brasileña Cemig Geração Distribuída inauguró este jueves en Janaúba, al norte de Minas Gerais, la primera planta de minigeneración diseñada para atender a clientes atendidos en baja tensión, como tiendas y pequeñas industrias.

La planta está compuesta por 16.000 placas fotovoltaicas dispuestas en un área de 230.000 m2. El proyecto ha requerido una inversión de R$ 18,5 millones (US$ 5 millones).

La energía generada será utilizada por los comerciantes del Mercado Central y por las empresas e industrias asociadas a la Federación de Industrias del estado de Minas Gerais (FIEMG).

Daniel Faria Costa, de Cemig, destacó las ventajas y beneficios de la generación distribuida, según la resolución 482/2012 de Aneel. “Los clientes de alto voltaje pueden comprar en el mercado libre, mientras que los clientes de bajo voltaje solo pueden recibir energía del distribuidor. Ahora cada compañía o individuo puede dejar de ser un simple consumidor y puede ser un generador, pero no es un generador clásico. Compensa su propio consumo y puede acumular créditos para el consumo futuro”, dijo.

El gobierno de Minas Gerais estimula la producción y comercialización de esta energía en el Estado a establecimientos con actividad de generación, transmisión o comercialización de energía solar mediante la concesión de créditos del ICMS relacionados con la adquisición de energía solar producida en el Estado,por un período de 20 años.