Chile, Costa Rica, México y Brasil destacan en el Índice mundial de innovación 2018

Share

El Índice mundial de innovación (GII, por sus siglas en inglés) clasifica a 126 economías en función de 80 indicadores, desde los índices de presentación de solicitudes de derechos de propiedad intelectual hasta la creación de aplicaciones móviles, el gasto en educación y las publicaciones científicas y técnicas.

Esta 11.ª edición analiza el panorama de la innovación energética de la próxima década e identifica posibles avances en ámbitos como el de la producción, el almacenamiento, la distribución y el consumo de energía. También examina la forma en que se producen los avances en innovación en el nivel de base y describe el auge de los sistemas de energías renovables a pequeña escala.

Ningún país de América Latina se encuentra en los primeros 20 puestos, pero se destaca el papel de Chile, en el puesto 47, seguido de Costa Rica, en el 54 y México en el 56 en la sección de América Latina y Caribe.

Chile se sitúa en el 47.º puesto del Índice de este año, el más alto de la región, y destaca en la calidad de la regulación, inscripción en educación superior, acceso al crédito, empresas que ofrecen capacitación formal, creación de nuevas empresas y corrientes de entrada y salida de inversión extranjera directa.

Costa Rica ocupa la segunda posición en la región. El país destaca en las categorías de gasto en educación, acceso al crédito, producción por trabajador, pagos por propiedad intelectual, exportación de servicios de TIC, e impresión y otras actividades de edición como porcentaje de toda la producción.

México, país que ocupa la tercera posición en la región, figura entre los 10 principales países en lo que respecta a facilidad para obtener créditos, manufactura técnica, importación y exportación neta de tecnología y exportación de productos creativos.

Brasil, la mayor economía de la región, ocupa la 64ª posición en el Índice Mundial de Innovación de este año, es decir que ha ascendido cinco puestos. Las categorías en que destaca comparativamente son: gasto en I+D, importación y exportación neta de alta tecnología, calidad de las publicaciones científicas y de las universidades, en particular, la Universidad de São Paulo, la Universidad de Campinas y la Universidad Federal de Rio de Janeiro.

En cuanto a la clasificación, global, China se ha colocado entre las 20 economías más innovadoras del mundo, mientras que Suiza ha mantenido su posición a la cabeza de la clasificación. Completan el grupo de los 10 países principales los Países Bajos, Suecia, el Reino Unido, Singapur, los Estados Unidos de América, Finlandia, Dinamarca, Alemania e Irlanda.

El Índice mundial de innovación es publicado conjuntamente por la OMPI, la Universidad Cornell, el INSEAD y los socios especializados del Índice Mundial de Innovación de 2018, la Confederation of Indian Industry, la Strategy& de PwC y la Confederación Nacional de la Industria (CNI) del Brasil y el Servicio Brasileño de Apoyo a las Micro y Pequeñas Empresas (SEBRAE).