España: Madrid se suma a la autosuficiencia energética

Share

El informe “Hoja de ruta hacia la sostenibilidad energética” del Ayuntamiento de Madrid, España, marca las pautas a seguir para conseguir la autosuficiencia energética en 2030 en el parque inmobiliario municipal para lograr un suministro de energía 100 % renovable y autosuficiente, así como para alcanzar emisiones cero en sus edificios.

El documento, presentado ayer, lunes 2 de julio, ha sido elaborado por los servicios técnicos municipales con la colaboración de la Fundación Renovables.

La Hoja de Ruta Madrid 2030 de Autoconsumo y Sostenibilidad energética, contempla dos pilares fundamentales:

– La reducción de los consumos mediante la rehabilitación energética y la mejora de la eficiencia de los procesos (escenario de eficiencia energética), que supondrían reducir en un 50 % la demanda de energía y la sustitución progresiva del uso de combustibles fósiles por otros más eficientes.

– Cubrir parte del consumo energético mediante la generación municipal de energía renovable fotovoltaica generada en emplazamientos lo más cercanos posibles al punto de consumo (escenario de autosuficiencia).

Las inversiones que el Ayuntamiento tendría que realizar en los escenarios de eficiencia y autosuficiencia 2030 se situarían entre los 23 y 38 millones de euros. Los costes anuales de la factura energética de las instalaciones y edificios municipales son actualmente de 33 millones de euros.

La variable de la autosuficiencia energética supone una apuesta clara por el aprovechamiento del potencial de la producción de energía eléctrica con la solar fotovoltaica en las azoteas de los edificios municipales. En concreto se han contabilizado más de 1,2 millones de metros cuadrados de azoteas en los 900 edificios municipales evaluados, de los que 735.000 serían aprovechables para instalar sistemas de autoconsumo fotovoltaico, con una potencia instalada de 75 MWp/año y una cobertura del 61% de la demanda de electricidad prevista en 2030 que supondrían un coste hasta 2030 de 96,5 millones de euros

Para alcanzar el 100 % de la demanda habría que instalar sistemas fotovoltaicos en espacios públicos, aparcamientos disuasorios y terrenos municipales y el coste total hasta 2030 implica invertir 140 millones de euros.

Respecto a la instalación de placas fotovoltaicas en los edificios municipales, la previsión es que durante este año se inicie la instalación de 89, frente a las 5 que había en 2015. De estas, 28 ya están en ejecución o concluidas; 17 irán en los nuevos edificios que se van a construir; otras 23 se articulan como Inversiones Financieramente Sostenibles por parte de varios distritos; 21 son instalaciones contempladas por la Dirección General de Patrimonio también como IFS.

Hasta conseguir este objetivo de autosuficiencia, el Ayuntamiento ha contratado electricidad de origen 100 % renovable, como anunció ayer el consistorio de Barcelona.