La fotovoltaica en el mundo: España

Share

La compañía Endesa tiene previsto invertir, a través de su división de energías renovables Enel Green Power España, 59 millones de euros para la construcción de un parque fotovoltaico de 84,9 megavatios de potencia en la localidad murciana de Totana. El proyecto, que constará de 248.000 módulos fotovoltaicos, fue presentado la semana pasada al alcalde de Totana, Andrés García Cánovas, así como a los principales agentes sociales del municipio, en una sesión de trabajo entre Endesa y el consistorio murciano en que Enel Green Power España ha informado de que fomentará la contratación de mano de obra local y la subcontratación de servicios de empresas de la zona.

En este sentido, la empresa ha presentado un plan de formación de 120 horas en conocimientos en el campo fotovoltaico. La construcción comenzará previsiblemente en verano, y durante ella, se prevé la instalación de paneles fotovoltaicos en la obra para sustituir el uso de grupos electrógenos. Cuando finalice la construcción de la planta, estos paneles serán donados al municipio para que se les dé un uso público.

Este parque forma parte de los 339 MW de capacidad de producción de origen solar que Endesa se adjudicó en la tercera renovable subasta del Gobierno celebrada en julio de 2017.

Por otro lado, Barcelona Energía, el operador eléctrico metropolitano, comenzó a operar ayer, 1 de julio, con la intención de “tener un papel activo en el mercado energético para hacerlo más justo, eficiente y sostenible”, ha mencionado la empresa en un comunicado. En un principio, suministrará electricidad procedente en su mayoría de plantas fotovoltaicas al Ayuntamiento y el resto de empresas municipales, y se encargará del alumbrado público y, a partir de enero del 2019, se abrirá a toda la ciudad. Se estima que su uso permitirá un ahorro anual de cerca de 710.000 euros.

Más allá del ahorro económico, la puesta en marcha de la comercializadora pública persigue liderar la transición hacia la soberanía energética de la ciudad, la apuesta por la generación renovable local y el fomento de un consumo más responsable y racional energía.

Barcelona Energía comercializa la producción que genera actualmente desde las plantas que actualmente gestiona y explota, que son 41 plantas fotovoltaicas instaladas en edificios municipales, la planta de valorización energética de Sant Adrià de Besòs, y la planta de aprovechamiento energético de biogás del vertedero del Garraf.