La fotovoltaica en el mundo: España

Share

El Ministerio de Transición Ecológica de España se está preparando para lanzar una nueva subasta de energía renovable para proyectos de energía a gran escala. En una declaración a pv magazine, la oficina de prensa del Ministerio dijo que las bases de licitación para este tipo de subasta se están revisando actualmente, con el fin de adaptarlas a las normas internacionales.

Sin embargo, aún no se sabe cuándo se realizará la próxima subasta.

La redefinición de las reglas de la subasta es un paso necesario, ya que las dos subastas celebradas el año pasado, que en teoría neutras desde el punto de vista tecnológico, concluyeron con la asignación casi exclusiva de capacidad a una sola fuente de energía: eólica en la primera subasta; y solar en la segunda.

Las bases de licitación para estas subastas se cambiaron entre la primera y la segunda ronda.

Si se implementan, estas iniciativas de la nueva Ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, se sumarán a las anunciadas a mediados de junio, a saber, la eliminación del impuesto solar a la generación distribuida (el famoso “impuesto al sol”).

Por otro lado, el Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía ha aprobado un decreto ley que establece medidas de simplificación administrativa en materia energética, así como de impulso a los proyectos de energías limpias que se promoverán en Andalucía a corto plazo.

La norma elimina requisitos y evita duplicidades en los trámites, tanto para las edificaciones como para las empresas, además de declarar ‘inversiones de interés estratégico’ las iniciativas de aprovechamiento de fuentes renovables que corresponden a la comunidad autónoma en el marco de las dos últimas subastas convocadas por Administración central.

Actualmente hay solicitados en Andalucía 159 proyectos de energías renovables a Red Eléctrica de España, para un total de 6.570 MW de potencia.

El decreto ley aprobado por el Consejo permitirá mantener el ritmo de desarrollo de las renovables en Andalucía, cuyo consumo ha aumentado desde 2005 en un 240 %, frente al 100 % nacional.

Por su parte, el presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, ha defendido este martes que el futuro en materia energética pasa por “facilitar las inversiones en eólica y fotovoltaica”, así como por “retirar el impuesto al sol”.

Según el presidente extremeño, “existe mucho margen para el crecimiento”, ya que las energías renovables suponen en Extremadura sólo el 27,5 por ciento de la producción de energías, inferior a la media española”.

Como muestra de esta voluntad, la Junta de Extremadura ha avanzado en la tramitación de cuatro instalaciones que suman casi 93 MW y 180 millones de euros 8209 millones de dólares) de inversión: las plantas Las Jaras y La Fernandina, de 49,9 MW cada una, y dos plantas fotovoltaicas en La Siberia de 42,9 MW.