La fotovoltaica en el mundo: España

Share

Metka, una filial de Mytilineos con sede en Atenas, firmó el pasado lunes, 18 de junio, un contrato de 192,5 millones de euros ($USA 222,8 millones) en Atenas con Talasol Solar SL, propiedad de Ellomay Capital Ltd, para emprender el trabajo de EPC para uno de los mayores proyectos de energía solar no subsidiada, el llamado Proyecto Talasol, que se ubicará en el municipio de Talaván, cerca de Cáceres, al sur de Extremadura.

En un comunicado, Metka dijo que, además del trabajo de EPC, el alcance de la colaboración incluye “las instalaciones auxiliares para inyectar energía en la red, incluida una subestación elevadora de 400 kV, la línea de interconexión de alta tensión hasta el punto de conexión a la red y el rendimiento de dos años de servicios de operación y mantenimiento (O & M) “.

Un portavoz de Metka dijo a pv magazine que la compañía “espera que la construcción comience en el cuarto trimestre de 2018 y la duración del proyecto será de 16 meses”.

Acerca de la financiación, pv magazine ya informó de que Ellomay había llegado a un acuerdo con el Deutsche Bank de Alemania, y es probable que el Banco Europeo de Inversiones (BEI) también inyecte financiación en el proyecto Talasol.

Actualmente se espera que la producción cubierta bajo el PPA esté entre 3.500 y 3.700 GWh durante un plazo fijo de 10 años, comenzando poco después de que el proyecto Talasol entre en operación comercial.

La característica definitoria de este proyecto es que no tiene subsidios, lo que señala una nueva era para el desarrollo de energías renovables en España. Este sentimiento fue subrayado en Genera 2018, que se celebró del 13 al 15 de junio en Madrid, España. Entre los cuatro puntos clave del evento surgió la sensación de que la actividad renovada en el sector de gran escala de España está ayudando a reanimar la industria solar del país.