La solar de Brasil alcanza 250 MW de generación distribuida

Brasil acaba de alcanzar la marca histórica de 250 MW de potencia instalada en sistemas de micro- y minigeneración distribuida solar fotovoltaica en residencias, comercios, industrias, edificios públicos y en la zona rural. Según el mapa de la Asociación Brasileña de Energía Solar Fotovoltaica (ABSOLAR), Brasil posee hoy 27.803 sistemas solares fotovoltaicos conectados a la red, trayendo economía a 32.924 unidades consumidoras, sumando más de R $ 1,9 mil millones (518 millones de dólares) en inversiones acumuladas desde 2012, distribuidas alrededor de todas las regiones del país.

A la cabeza del número de sistemas instalados se encuentran los consumidores residenciales, que representan el 77,4% del total. A continuación, están las empresas de los sectores de comercio y servicios (16 %), consumidores rurales (3,2 %), industrias (2,4 %), poderes públicos (0,8 %) y otros tipos, como servicios públicos 0,2 %) e iluminación pública (0,03 %).

En cuanto a la potencia, los consumidores de los sectores de comercio y servicios lideran el uso de la energía solar fotovoltaica, con el 42,8 % de la potencia instalada en el país, seguidos de cerca por consumidores residenciales (39,1 %), industrias (8,1 %), (5,6 %), poderes públicos (3,7 %) y otros tipos, como iluminación pública (0,03 %), y servicios públicos (0,6 %).

Con respecto a la ubicación, actualmente, el Estado de Minas Gerais lidera el ranking nacional con el 22,9 % de la potencia instalada en el país, seguida por Rio Grande do Sul (13,9 %), São Paulo (13,5 %), Ceará (5,9 %) y Santa Catarina (5,9%).

El presidente ejecutivo de ABSOLAR, Rodrigo Sauaia, resalta que el crecimiento de la micro- y minigeneración distribuida solar fotovoltaica se ha visto impulsado por tres factores principales: la fuerte reducción de más del 75 % en el precio de la energía solar fotovoltaica a lo largo de la última década; el fuerte aumento en las tarifas de energía eléctrica de los consumidores brasileños; y el aumento de la conciencia y responsabilidad socioambiental de los consumidores.

“Celebramos con optimismo este paso histórico para la fuente solar fotovoltaica en Brasil, con la certeza de que tendremos un fuerte crecimiento del sector en los próximos años y décadas. Brasil posee más de 82 millones de unidades consumidoras y un interés creciente de la población, de las empresas y también de los gestores públicos en aprovechar sus techos, fachadas y estacionamientos para generar energía local”, comenta Sauaia.