Se inaugura la mayor planta fotovoltaica de Perú

La ministra de Energía y Minas de Perú, Angela Grossheim, inauguró ayer 20 de marzo la central fotovoltaica Rubí, la más grande del Perú con más de medio millón de paneles fotovoltaicos que producirán 144,48 MW de potencia efectiva. La planta, propiedad de Enel Green Power Peru (EGPP), una filial del grupo energético italiano Enel, está ubicada en el distrito de Moquegua, provincia de Mariscal Nieto, en la región Moquegua.

El pasado mes de noviembre, el Organismo Supervisor de la Inversión en Energía y Minería de Perú (Osinergmin) publicó que el proyecto estaba a punto de ser completado.

La inversión en el proyecto fue de 165 millones de dólares, y, cuando entre en operación, suministrará electricidad en el marco de un acuerdo de compraventa de electricidad (PPA) a largo plazo adjudicado en una licitación eléctrica nacional celebrada a principios de 2016. En aquel certamen, Enel ganó un volumen de suministro para este proyecto a un precio de alrededor de 48 dólares estadounidenses el megavatio hora, lo que supuso uno de los precios más bajos para la fotovoltaica en una licitación eléctrica en aquel momento.

Perú se ha propuesto estar electrificado completamente en 2021, y la fotovoltaica está siendo determinante en la electrificación rural: la semana pasada se inauguraron en Mazán, localidad de Iquitos, obras de electrificación rural que por primera vez llevaron electricidad a más de 4.000 familias a través de paneles solares.

“En Loreto vamos a instalar 12.000 sistemas fotovoltaicos, y en todo el Perú tenemos previsto instalar cerca de 200.000 antes del año del 2019”, dijo la ministra Grossheim durante la inauguración de la planta.