La línea 3 del metro será un 60 % renovable en Santiago de Chile en 2018

Share

A principios de marzo, antes de finalizar su mandato, la aún presidenta del Gobierno de Chile,  Michelle Bachelet;  la ministra de Transportes, Paola Tapia; el intendente de Santiago, Claudio Orrego; y las autoridades de Metro, visitaron las obras de la línea 3 de metro.

Con 22 km de extensión y 18 estaciones, la línea 3 del metro de la capital chilena permitirá unir a Quilicura con La Reina en un poco más de 31 minutos, 1 hora menos de lo que lo hacía antes de las obras. A principios de marzo, se habían finalizado un 85 % de los trabajos que se anunciaron a mediados de 2016.

Bachelet mencionó que la obra quedará habilitada en el segundo semestre de este 2018, previsiblemente en diciembre.

Las energías fotovoltaica y eólica abastecerán el 60 % del consumo eléctrico del metro.

“Prácticamente 6 de cada 10 viajes se utilizarán energía del sol o del viento”, indicó Bachelet. Asimismo, destacó que la iluminación dentro de la obra será a base de tecnología Led.

Será la primera línea en comenzar a funcionar impulsada con renovables. Según un comunicado del Gobierno de mayo de 2016, una central fotovoltaica cubrirá el 42 por ciento del consumo eléctrico de toda la red de metro de Santiago de Chile. La inversión se estima en más 500 millones de dólares estadounidenses.
El parque fotovoltaico El Pelícano y la central eólica San Juan suministrarán en conjunto el 60 por ciento de la demanda, lo que equivale al consumo de 104.000 hogares. La reducción de emisiones de CO2 estimada con los proyectos es de 130.000 toneladas anuales.
El suministro a metro será por 15 años. En concreto, la planta solar cubrirá el 42 por ciento, la central eólica aportará el 18 por ciento y el 40 por ciento restante será suministrado por la empresa eléctrica Chilectra.
Las plantas renovables suministrarán electricidad a la empresa operadora del metro para la tracción de los trenes, la iluminación de las estaciones que se cambiará por LED, y para otras instalaciones. En América Latina, Brasil cuenta ya con estaciones de metro alimentadas con solar, y Buenos Aires ha instalado paneles fotovoltaicos en estaciones de metro y en paradas de Metrobus.