La fotovoltaica en el mundo: China

Risen Energy ha revelado que se ha comprometido a invertir CNY 10 mil millones (US $ 1,58 mil millones) en la expansión de sus instalaciones de producción de células y módulos fotovoltaicos en China a partir de diciembre.

En febrero, la compañía firmó un acuerdo marco con Yiwu Information y Optoelectronics High-Tech Industrial Park para invertir en una instalación de producción de módulos y células solares de 5 GW, según un comunicado online publicado por la empresa esta semana.

También reveló que planea invertir CNY 200 millones en una línea de producción de módulos de PPE y 30.000 toneladas de PPE en Ruicheng, provincia de Shanxi.

“Los fabricantes de módulos fotovoltaicos se están dando cuenta de que necesitan mejorar rápidamente su capacidad y sus equipos”, dijo Risen Energy, quien prometió invertir en I + D y en el desarrollo de nuevos productos.

En diciembre, también anunció sus planes de invertir CNY 8 mil millones para establecer una capacidad de producción de células solares de 5 GW, así como 5 GW de capacidad de módulos fotovoltaicos en el distrito de Jintan, Changzhou, provincia de Jiangsu. Estas inversiones han llevado sus compromisos de gasto total en los últimos meses a más de 10 mil millones de CNY.

La empresa espera registrar ingresos de más de CNY 10 mil millones en el año fiscal en curso. Dijo que es probable que registre un beneficio neto atribuible a los accionistas de CNY 645 millones a CNY 705 millones de yuanes, un aumento del 25,5 % en 2017 al 37,19 % previsto este año.

La sede principal de la compañía está en Ningbo, pero tiene presencia en varios mercados fuera de China, incluido Japón. En febrero, compró los derechos para desarrollar 120 MW en el estado australiano de Queensland. En septiembre pasado, reveló planes para suministrar sus módulos multicristalinos de 260 W, además de otros componentes, a una instalación solar de 3,9 MW en Cuba. Y en abril pasado, firmó un acuerdo de suministro de módulos PV de 175 MW con Mytrah Energy de la India.

 

Por otro lado, en concordancia con sus planes de privatización, el fabricante chino de módulos fotovoltaicos JA Solar ha anunciado que la fusión planeada entre él, JASO Holdings Limited y sus unidades de propiedad absoluta JASO Parent Limited y JASO Acquisition Limited ha sido aprobada en una junta general extraordinaria de accionistas celebrada ayer.

Alrededor del 56,5 % del total de acciones ordinarias en circulación de la compañía, que se presentaron en persona o por poder en la reunión, aprobó la fusión, mientras que más del 10 % se opuso.

En junio de 2015, Baofeng Jin, director general y presidente de JA Solar, y Jinglong Group, una compañía de las Islas Vírgenes Británicas de la cual Jin es el único director, ofrecieron comprar la empresa por alrededor de US $ 489 millones. Poco después, la junta directiva de JA Solar formó un comité especial para considerar la propuesta.

Dos años después, en junio de 2017, Jin volvió a solicitar la adquisición de todas las acciones en circulación de JA Solar en una actualización revisada de la oferta pública de adquisición de 2015.

Una vez que se complete el nuevo plan de fusión, JA Solar se convertirá en una empresa privada y dejará de figurar en el NASDAQ Global Select Market.

Un consorcio de inversores, liderado por Jin y Jinglong Group, adquirirá JA Solar en una transacción en efectivo que valorará el capital de la compañía en aproximadamente $ 362,1 millones.

Planean financiar la adquisición con una combinación de capital y deuda, a través de un préstamo de $ 160 millones de CSI Finance, Credit Suisse y otras instituciones.