La fotovoltaica en el mundo: Turquía y Estados Unidos

Share

El ministro de Energía y Recursos Naturales de Turquía, Berat Albayrak, anunció que se realizarán dos licitaciones para nuevos proyectos eólicos y solares a gran escala a finales del próximo verano.

Según un comunicado de prensa del ministerio, el anuncio se hizo con motivo del Foro turco de energía y minería en Estambul.

Albayrak también dijo que la licitación para energía solar, que se espera que asigne otro 1 GW de capacidad, también podría incluir almacenamiento, sin proporcionar más detalles. En cuanto a la licitación de energía eólica, Albayrak dijo que asignará 1 GW de capacidad.

Las licitaciones se llevarán a cabo en el marco del Proyecto del Área de Recursos de Energía Renovable (YEKA), que inicialmente se inició para energía eólica y desde el año pasado incluye la energía solar.

La gran mayoría de la potencia instalada de Turquía está representada por instalaciones fotovoltaicas sin licencia con una capacidad de hasta 1 MW. Todas las plantas incluidas en esta categoría están por debajo de 1 MW o están segmentadas en subunidades de 1 MW.

En la primera subasta solar realizada por el gobierno turco el año pasado, Hanwha Q Cells, de Corea del Sur, y la empresa local turca Kalyon Enerji se adjudicaron el contrato para construir 1 GW de energía solar en Konya a un precio de $ 0,0699 por kWh.

El contrato contemplaba también la construcción de una fábrica de módulos solares verticalmente integrados de 500 MW que Hanwha Q Cells y Kalyon Enerji inauguraron en diciembre.

 

Los últimos años no han sido excelentes para SunPower. La compañía ha sufrido varias rondas de reestructuración, ya que intenta alcanzar el difícil objetivo de ser rentable. La pasada semana, la empresa reveló en una presentación de la SEC que despedirá entre 150 y 250 trabajadores, lo que supone aproximadamente el 3 % su plantilla global, hasta mediados de 2019.

Como suele ser habitual en los comunicados de prensa de la empresa, no se ofrecen muchos detalles. SunPower solo menciona que los 150-250 puestos de trabajo son “no relacionados con la fabricación”, y se espera que una parte de estos empleados se retire como parte de un programa de salida voluntaria.

La empresa registró $ 750 millones en pérdidas durante el cuarto trimestre de 2017.

Y aunque SunPower culpa de ello “al impacto previsto de la aplicación de aranceles a corto plazo” de la Sección 201, lo cierto es que la empresa lleva registrando pérdidas varios años. La promesa de SunPower de lograr una “rentabilidad sostenible” en algún momento de la segunda mitad de 2018 parecía más aspiracional que sólida.