La fotovoltaica en el mundo: Polonia y España

Jabil Circuit, uno de los mayores fabricantes de módulos de Europa, decidió cerrar su planta de fabricación de 700 MW en Kwidzyn, al noroeste de Polonia, debido a una caída en la demanda.

Fue una “decisión difícil”, dijo una portavoz a pv magazine. “Desafortunadamente, la compañía ha determinado que no hay suficiente demanda actual y futura para asegurar un futuro sostenible para el negocio solar en Kwidzyn”, dijo. El equipo de producción de la fábrica en Kwidzyn probablemente será revendido, dijo la portavoz señalando esta solución como la “mejor opción”.

Cerca de 500 empleados se ven afectados por la decisión de Jabil. Continuarán trabajando en producción para otros clientes, dijo la portavoz. En general, Jabil está creciendo en Kwidzyn y tiene una cartera estable de clientes fuera de la industria solar.

Milan Nitzschke, presidente de EU Prosun, describió la decisión de Jabil como “extremadamente lamentable”, afirmando que la industria fotovoltaica vive de la diversidad de productos y necesita competencia para el desarrollo tecnológico. “Por lo tanto, la pérdida del segundo mayor productor de módulos solares de Europa es un gran golpe para la UE, cuyo objetivo declarado es preservar la tecnología y el valor en Europa”, dijo.

Con la retirada de Jabil de Europa, la discusión sobre los costos de producción también podría reavivarse. El fabricante estadounidense de contratos con dos mil millones de ventas fue uno de los fabricantes más competitivos del mundo.

Sin embargo, la salida de Jabil de Europa no significa el final de su fabricación para la industria solar. Jabil mantiene su compromiso con la industria solar y a la vanguardia de las nuevas tecnologías fotovoltaicas que ofrece a los clientes en todo el mundo, dijo la portavoz.

Nitzschke también hizo hincapié en la forma en que los fabricantes solares europeos están llevando a cabo producciones más sostenibles, debido a los estándares medioambientales y sociales europeos. “Un módulo solar fabricado en China da lugar, en promedio, a una huella de carbono 2,5 veces mayor que un módulo europeo, y generalmente tiene una vida útil marcadamente más corta”, dijo.

 

La alcaldesa del municipio español de Alcalá de Guadaira, Ana Isabel Jiménez y el director general de BayWa r.e. Proyectos solares, Benedikt Ortmann han firmado un acuerdo para la construcción de una planta de energía solar de 175 MW en el territorio de la ciudad.

Según un comunicado de prensa emitido por el municipio, el proyecto requerirá una inversión de alrededor de € 102 millones e incluirá la construcción de una línea de transmisión de 220 kV.

El proyecto, que se llamará Don Rodrigo y lo llevará a cabo Sunshine Latin, una unidad especial creada por la empresa que ya ha recibido la aprobación de la administración local.

Además, la instalación estará exenta de pagar el 95 % del impuesto local de construcción, y la promotora se ha comprometido a contratar principalmente mano de obra local para el proyecto. La empresa cree que se crearán alrededor de 275 empleos directos e indirectos gracias a la construcción del proyecto, que se espera que comience “muy pronto”, destacó el municipio.

No se ha especificado si el proyecto se está desarrollando para el mercado spot, el segmento privado de PPA o el mecanismo de subasta del país, no obstante, en conversación con pv magazine, un portavoz de la empresa dijo que actualmente se están manteniendo conversaciones con un cliente potencial para un PPA a largo plazo.

En los últimos años han sido varios los proyectos de este tipo que se han anunciado y aprobados por las autoridades locales y nacionales en España. Hasta la fecha, sin embargo, solo un proyecto parece haber entrado en construcción, el proyecto Talasol de 300 MW, propiedad de la promotora israelí Ellomay, para el que la compañía obtuvo financiación a fines de enero.