La fotovoltaica en el mundo: Portugal y Estados Unidos

Share

El gobierno portugués ha revelado que ha aprobado otros seis proyectos solares a gran escala “no subsidiados” con una capacidad combinada de 229 MW que se ubicarán en las regiones de Alentejo y el Algarve.

Cuatro de los proyectos con una capacidad total de 132 MW fueron propuestos por la firma de gestión de activos independiente con sede en Malta Hyperion Energy Investment Fund SICAV P.L.C. Dos de las instalaciones estarían ubicadas en los municipios de Ferreira do Alentejo y Lagos, respectivamente, mientras que otras dos plantas se planean instalar en Moura. La planta más grande tendría una capacidad de 49 MW y sería construida por Goldiport Solar en Lagos. Una sexta planta de energía solar de 48 MW, propuesta por Goldnalco, se ubicaría en Viçosa, Alcoutim.

La inversión conjunta de los proyectos, especificó el gobierno, ascendería a alrededor de 206 millones de euros. No se proporcionaron más detalles.

En general, la Dirección General de Energía y Geología (DGEG) de Portugal ha aprobado proyectos solares no subsidiados con una capacidad de 756 MW hasta la fecha. A fines de noviembre, su capacidad era de 521 MW. En ese momento, el DGEG dijo que estaba revisando otros 91 proyectos fotovoltaicos por un total de 2,2 GW para su aprobación.

Como, según dijo el Gobierno en noviembre, no es posible albergar toda la capacidad fotovoltaica aprobada y planificada, se diseñó un mecanismo de sorteo para seleccionar proyectos que se ha incluido en la ley de presupuestos para 2018 (Orçamento de Estado para 2018 ). Sin embargo, no se reveló más información sobre este mecanismo.

El gobierno pretende que este tipo de proyectos, incluidas otras tecnologías de energía renovable, se desarrollen bajo un esquema de remuneración, conocido como Plan Nacional Solar, que estaría “basado en precios de mercado y sin subsidios pagados por los consumidores a través del sistema eléctrico nacional”. “Esto significa que las futuras plantas solares tendrán que vender energía al mercado spot, una opción que el sector energético local considera inviable, que ha instado al gobierno a introducir un mecanismo de subasta, o en el mercado privado de PPA.

Por otro lado, un proyecto solar propuesto por Hyperion, una planta solar de 28,8 MW ubicada en Evora, ya ha asegurado un PPA de 10 años con el distribuidor local de energía Axpo Ibéria, una unidad de Axpo Group con sede en Suiza. El proyecto, según informa el periódico financiero local Express, está siendo financiado por el Banco Portugués de Inversiones (BIP). Axpo Ibéria confirmó en su cuenta de Twitter la firma del PPA.

Al igual que en España, donde se firmó el primer PPA privado solar a mediados de diciembre, el mercado privado de PPA se está convirtiendo en una de las mejores opciones actuales para desarrolladores de proyectos solares a gran escala en la península ibérica.

 

Por otro lado, si bien el caso de la Sección 201 parece una amenaza para el mercado solar de EE. UU., cada vez hay más pruebas de que conducirá a una expansión de la fabricación de módulos y células solares en el país. Mientras la industria espera que el presidente Trump emita su decisión sobre la acción comercial antes del 26 de enero, ya hay indicios de que al menos tres fabricantes están buscando expandirse o establecer operaciones en Estados Unidos.

Tras el anuncio del fabricante de módulos solares de Florida, SolarTech Universal, de que planea contratar a más de 100 trabajadores este año y establecer su producción en Puerto Rico, y la noticia de que un fabricante fotovoltaico global sin nombre está negociando con Jacksonville, Florida para abrir una nueva fábrica, la californiana Solaria Corporation anunció ayer una expansión de su producción.

Solaria, que fabrica un conjunto de productos solares que incluyen silicio cristalino de alta eficiencia mediante un proceso de ensamblaje de módulos y de interconexión de células patentado, informa de que ha obtenido 23 millones de dólares por parte de inversores para expandir su capacidad de fabricación tanto en los Estados Unidos como en Corea del Sur, donde fabrica productos fotovoltaicos en colaboración con un socio de fabricación OEM.

Solaria existe desde el año 2000 y se separó del líder de seguidores fotovoltaicos NEXTracker. Actualmente, la empresa tiene la capacidad de fabricar 100 MW anuales de sus módulos PowerXT de alta eficiencia entre las factorías de Corea y Silicon Valley, pero afirma de que para finales de 2018 espera aumentar su producción a 300 MW.

En Corea, Solaria espera poder expandir las instalaciones existentes pero su sede en Fremont, California, no puede dar más de sí, por lo que la compañía ha comenzado a buscar una nueva ubicación para instalar líneas de producción.

Solaria espera que este proceso tarde entre 4 y 6 meses y que el aumento de producción suceda en menos de 18 meses.