Brasil cruza el umbral de 1 GW

Share

Brasil es el segundo país latinoamericano en cruzar la marca de 1 GW de capacidad fotovoltaica instalada después de Chile.

Según las estadísticas publicadas por la asociación solar local ABSOLAR, el país ha alcanzado una potencia solar acumulada instalada de alrededor de 1.099,6 MW, de los cuales 935,3 MW están representados por plantas solares a gran escala y 164,3 MW por generadores de energía fotovoltaica de generación distribuida (hasta 5 MW).

En cuanto al segmento de gran escala, un fuerte aumento en la capacidad se debió a la puesta en marcha de instalaciones solares contratadas por el gobierno federal en las subastas de energía eléctrica que celebró en 2014 y 2015.

Estas plantas operativas se encuentran principalmente en los estados de Bahía, Piauí, Minas Gerais, Rio Grande do Norte y Pernambuco. En noviembre, Canadian Solar y EDF en el estado de Minas Gerais conectaron a la red 284 MW más de energía fotovoltaica. A principios de septiembre, pore otra parte, la eléctrica italiana Enel finalizó los proyectos solares Ituverava (254 MW) y Nova Olinda (292 MW) respectivamente en Bahía y Piauí.

A finales de agosto de este año, la capacidad fotovoltaica instalada de Brasil era de alrededor de 237 MW, de los cuales 92 MW eran para generación distribuida y 145 MW para grandes proyectos.

A finales de 2016, la solar a gran escala solo tenía 24 MW de capacidad instalada. Esto significa que en 2017 se conectaron a la red de Brasil alrededor de 910 MW de capacidad fotovoltaica.

“Somos optimistas sobre este paso histórico para la fuente solar fotovoltaica en Brasil, con la certeza de que tendremos un fuerte crecimiento del sector en los próximos años y décadas”, dijo el presidente de ABSOLAR, Rodrigo Sauaia. “Brasil tiene un enorme recurso solar y existe un creciente interés por parte de la población, empresas y entidades públicas en el aprovechamiento de sus techos, fachadas y estacionamientos para generar energía renovable in situ, ahorrar dinero y contribuir en la práctica a la construcción de un país más sostenible y con más trabajos renovables locales y de calidad,” agregó.

Según un informe reciente publicado por la consultora local Greener, de los 889 MW (CA) de capacidad solar que se asignaron en la subasta celebrada en 2014, solo 570 MW tenían una alta probabilidad de volverse operativos.

En cuanto a las dos subastas que se llevaron a cabo en 2015 en las que se contrataron respectivamente  883,7 MW (CA) y 929,3 MW (CA) de energía solar, Greener cree que alrededor de 1,18 GW tienen buenas posibilidades de ponerse en funcionamiento, mientras que unos 544,3 MW tiene una probabilidad media de conectarse.

En general, 1,748 MW de las tres subastas tienen una alta probabilidad de éxito, según la consultora, mientras que 249,7 MW se cancelaron, 544,3 MW tienen una probabilidad media de finalización y 110 MW tienen una baja probabilidad de volverse operativos. Toda esta capacidad debe estar en línea a fines de este año.

En su subasta más reciente, que se realizó en diciembre del año pasado, el gobierno brasileño seleccionó alrededor de 574 MW (AC) de proyectos fotovoltaicos. Estas instalaciones deben estar conectadas a la red antes de finales de 2020.