El museo Tin Marín, en San Salvador, inaugura un sistema fotovoltaico

La Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID, por sus siglas en inglés), a través de su Iniciativa Regional de Energía Limpia, proporcionó e instaló un sistema fotovoltaico para autoconsumo en el museo Tin Marín, en San Salvador.

El sistema ha supuesto una inversión de 91.800 dólares estadounidenses y, gracias a él, el Museo Tin Marín espera obtener un ahorro de energía estimado en 10.000 dólares al año. Parte de este ahorro se destinará a financiar visitas al museo por parte de escuelas en comunidades rurales. Tin Marín es un espacio cultural dedicado a los niños que pretende transmitir conocimientos mediante un ambiente de diversión.

Beatriz Ungo de Quirós, presidenta del Museo , declaró durante el acto de inauguración: “El nuevo sistema fotovoltaico donado por USAID nos pone a la vanguardia como institución educativa no formal, que a partir de hoy funciona con energía renovable, sostenible y beneficiosa para el medio ambiente, generando un ahorro importante para nuestros costos de operación. En nombre de la junta directiva del museo Tin Marín, su equipo de trabajo y los niños de El Salvador agradecemos mucho a USAID por esta donación.”

Desde 2012, USAID lleva a cabo en Centroamérica la Iniciativa Regional de Energía Limpia, que tiene como propósito mejorar las inversiones en la región para apoyar la generación de energías renovables, fomentar la eficiencia energética y el desarrollo del Mercado Eléctrico Regional (MER).

La Iniciativa de USAID en apoyo del “Plan de Alianza para la Prosperidad del Triángulo Norte” ha implementado acciones de eficiencia energética y energía renovable para aumentar la seguridad ciudadana, mejorar la educación y las condiciones de calidad de vida de los países de Guatemala, El Salvador y Honduras que forman el triángulo norte.