La fotovoltaica en el mundo: Canadá e Italia

El fabricante y distribuidor de módulos fotovoltaicos Silfab Solar, una filial canadiense de la italiana Silfab S.r.l., se ha asociado con Morgan Solar Inc. para desarrollar y producir en serie módulos fotovoltaicos solares para proyectos comerciales y de gran escala en el mercado norteamericano.
En su producción, integrarán la tecnología óptica de baja concentración en módulos fotovoltaicos solares estándar, lo cual, afirman, permitirá un ahorro de costes de hasta el 30 % y una reducción de silicio de hasta el 80 %.
Actualmente se están fabricando módulos de prueba que se lanzarán al mercado el próximo año en los que se está utilizando un 62 % menos de silicio, y la reducción podría llegar hasta el 80 %, según informó a pv magazine John Paul Morgan, Director de Tecnología de Morgan Solar.
El rendimiento se reducirá ligeramente, agrega, pero compensa con creces en comparación con el ahorro de costos. “Las células reducidas y el uso de silicio por módulo pueden reducir los costos generales del módulo hasta en un 30 por ciento”, dijeron las dos compañías en un comunicado de prensa.
Las instalaciones de Silfab en Mississauga, en las afueras de Toronto, producirán alrededor de 10 MW de módulos para proyectos de prueba en 2018. Sin embargo, para el año 2019, se espera que se fabriquen “cientos de megavatios”, y se aumentará a una escala de gigavatios en 2020, cuando se produzca una mayor aceptación en el mercado.
Actualmente, la capacidad de producción de Silfab es de alrededor de 350 MW, y comenzó fabricando 180 MW en 2015.

Italia ha instalado 352 MW en los primeros 10 meses de este año, lo que representa un crecimiento del 12 % en comparación con el mismo período del año anterior. Esta cantidad es suficiente para satisfacer el 8,7 % de la demanda total de energía.
El país podría ver más de 400 MW de nueva capacidad fotovoltaica instalados este año, logrando así su mejor resultado durante los últimos cuatro años, tiempo durante el cual las nuevas incorporaciones de PV variaron entre 300 y 350 MW.
Según los números provisionales publicados por la asociación italiana de energía renovable Anie Rinnovabili, que se basan en datos proporcionados por el operador de red Terna, Italia agregó otros 29 MW de nuevos sistemas fotovoltaicos en octubre, cantidad ligeramente inferior a los 32 MW de septiembre y un 3 % superior a la de octubre de 2016. Sin embargo, en los primeros diez meses de este año, la capacidad fotovoltaica instalada fue de 352 MW, un resultado que representó un crecimiento del 12 % con respecto al mismo período en 2016 y un aumento del 28 % con respecto a los primeros 10 meses de 2015.
Si el ritmo de crecimiento mensual actual pudiera mantenerse en los próximos dos meses, se lograría cruzar el umbral de 400 MW.
Por su parte, el regulador italiano de red Terna informó que todos los sistemas fotovoltaicos conectados a la red en Italia lograron generar 1.921 GWh en octubre, un 36,2 % más que en el mismo mes de 2016. Esto representó el 7,2 % de la demanda total de energía del mes.