La fotovoltaica en el mundo: Australia y Alemania

De cero a 100 MW en 60 días: la impresionante velocidad de Tesla no está meramente reservada para el sector del vehículo eléctrico. La firma estadounidense encabezada por Elon Musk ha conectado hoy, 1 de diciembre, la batería más grande del mundo en el sur de Australia, unos 40 días antes de lo previsto.

El Hornsdale Power Reserve, de 100 MW (129 MWh), se encuentra junto al parque eólico Hornsdale, propiedad del desarrollador renovable francés Neoen, quien también se encarga de su operación. El proyecto de batería sido desarrollado para brindar estabilidad y mayor confiabilidad a la red eléctrica estatal de Australia del Sur. El tamaño de las reservas de la batería es suficiente para alimentar a 30.000 hogares locales.

La zona fue afectada por un período de inestabilidad en el suministro de electricidad a principios de año, y los gobernadores de Australia del Sur luchan por evitar los apagones particularmente durante los días más calurosos del año, cuando se encienden aparatos de aire acondicionado en todo el estado.

Tras un apagón sufrido en todo el estado a finales de 2016, Mike Cannon-Brookes, el fundador de Atlassian (una empresa australiana de software) se comprometió a ofrecer y organizar apoyo financiero y político para respaldar una batería capaz de estabilizar la red, y contactó con Tesla.

Musk respondió en Twitter en marzo: “Tesla instalará el sistema en el plazo de 100 días desde la firma del contrato, o será gratis. ¿Eso es lo suficientemente serio para ti?”.

La batería de iones de litio Hornsdale se ha instalado debidamente antes de lo previsto (el acuerdo de conexión se firmó con Electranet el 29 de septiembre) en Jamestown el viernes 1 de diciembre.

En marzo, Elon Musk dijo que el conjunto de baterías se construiría a un costo de 250 dólares / kWh, aunque el costo final de la inversión no se ha publicado. La instalación se realizó utilizando las baterías Powerpack de Tesla, que están compuestas por celdas Samsung 21700. En su conjunto, la batería puede generar 129 MWh de capacidad de almacenamiento.

La instalación es propiedad conjunta de Tesla y Neoen, y el gobierno de Australia del Sur puede solicitar la energía de reserva almacenada en las baterías bajo ciertas condiciones, como durante un apagón o para suavizar el suministro de electricidad durante los períodos de máxima demanda.

 

En octubre, la Agencia Federal de la Red de Alemania (Bundesnetzagentur) registró nuevos sistemas fotovoltaicos con una capacidad total de 148,9 MW. De esta cantidad, 39,4 MW provienen de 15 plantas fotovoltaicas montadas en tierra, de las cuales algunas fueron adjudicadas en licitaciones de energía solar a gran escala y algunas son para instalaciones de hasta 750 kW. La capacidad restante, alrededor de 109,4 MW, está representada por 6,141 proyectos más pequeños, en su mayoría instalaciones fotovoltaicas sobre cubierta.

En los primeros 10 meses de 2017, se registraron alrededor de 1.460 MW de nuevos sistemas fotovoltaicos en Alemania. Si esta tendencia de crecimiento continúa, el corredor de 2,5 GW establecido como objetivo por el gobierno alemán volverá a quedar corto este año. A finales de octubre de 2017, la capacidad fotovoltaica instalada aumentó a 42,7 GW.

Los subsidios solares para instalaciones sobre cubierta se mantendrán estables en diciembre y no aumentarán en enero. Dependiendo del tamaño del sistema, el FIT es de 10,61 a 12,20 céntimos de euro / kWh. Para sistemas de energía solar que exceden los 100 kW, el FIT será de 8,44 € céntimos / kWh. Para el marketing directo, que es obligatorio para todos los sistemas fotovoltaicos con una capacidad de más de 100 KW, las tarifas oscilarán entre 8,84 y 12,60 céntimos de euro / kWh, dependiendo del tamaño de las plantas.