Científicos de Singapur desarrollan la producción alternativa de etileno basada en energía solar

Un dispositivo de fotosíntesis artificial desarrollado por un equipo de científicos de la Universidad Nacional de Singapur (NUS) podría proporcionar una alternativa más ecológica a la producción actual de etileno, empleando una fuente de energía completamente renovable y convirtiendo simultáneamente convierte CO2 con la ayuda de catalizadores de cobre.

Según los hallazgos publicados en ACS Sustainable Chemistry & Engineering, los científicos de la NUS lograron una eficiencia energética sin precedentes del 1,5 % de energía solar a etileno (la eficiencia energética total de energía solar a carbono es del 2,9 %).

La producción industrial actual de etileno emplea craqueo en fase de vapor de hidrocarburos saturados a 750° C a 950° C, lo que se traduce en un enorme consumo de energía, emitiendo aproximadamente dos toneladas de dióxido de carbono por cada tonelada de etileno producido. El proceso, desarrollado por el equipo de la NUS, se lleva a cabo a temperatura y presión ambiente, con el uso exclusivo de reactivos químicos benignos.

Los investigadores también han agregado una batería para almacenar el exceso de energía solar, asegurando así la producción estable y continua de etileno. Los mismos están desarrollando ahora catalizadores adecuados que pueden usarse en sistemas similares para producir combustibles líquidos como el etanol a partir de CO2 y H2O.

“Creemos que nuestro trabajo, producto de los esfuerzos de los últimos dos años, desempeñará un papel crucial para abordar los desafíos clave en la realización de un sistema de fotosíntesis artificial escalable para producir combustibles limpios de manera sostenible”, dijo el coordenador del proyecto Jason Yeo Boon Siang.