La energía solar encabeza las inversiones de Honduras

Share

Elsia Paz, la presidenta de la Asociación Hondureña de Energía Renovable, ha comunicado al periódico hondureño Dinero y Negocios que el total de la inversión de capital privado tanto nacional como extranjera para la construcción de plantas de energía supera los 1.600 millones de dólares.

La inversión se ha repartido en 12 granjas solares que se encuentran ya operativas y que suman unos 405 MW, el 39 % de la capacidad renovable del sector privado del país, que asciende a 1.047,07 MW. En el cómputo general, el 61 % de la energía del país proviene de renovables, y a principios de año se convirtió en el primer país del mundo con un 10 % de solar en su mix eléctrico.

Las mencionadas instalaciones se encuentran en los departamentos de Choluteca y Valle, que , a pesar de ser de los más necesitados del país, se encuentran en la mayor franja solar del mundo.

La energía generada en las plantas se vende a la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (ENEE) a un precio variable. Aunque el costo depende del PPA bajo e cual se firmaron los proyectos, el margen que se obtuvo en las licitaciones oscila entre los 0,09 y los 0,15 dólares / kWh.

El gobierno hondureño introdujo incentivos para instalaciones fotovoltaicas en 2013, entre ellos incentivos fiscales. También se aprobó entonces un suplemento tarifario de para los primeros 300 megavatios en centrales fotovoltaicos que entraran en operación antes del 1 de agosto de 2015. Con ello, dichos proyectos obtendrían una tarifa de alrededor de 18 centavos de dólar el kilovatio hora. En 2015, Honduras y Chile fueron los mayores mercados fotovoltaicos en América Latina en 2015. Una de las mayores inversiones la realizó la empresa noruega Scatec Solar ASA, que invirtió 120 millones de dólares junto con el Fondo de Desarrollo del Gobierno de Noruega y Pemsa (Honduras) en la construcción de la granja solar de 60 MW Agua Fría, en Choluteca.

Sin embargo, la construcción del parque solar Los Prados, que tendría 53 MW y debería haber entrado en operación a finales de 2016, está detenida por las protestas de habitantes de la zona que teme posibles daños a su persona ocasionados por el parque.