La fotovoltaica en el mundo: China y la India

La consultora Asia Europe Clean Energy Advisory (AECEA) ha dado a conocer en la última sesión informativa que China instalará más de 50 GW de solar en 2017, lo cual significaría el segundo año récord consecutivo. El país parece querer desafiar todas las expectativas: las cifras muestran que, a finales de septiembre, la nueva capacidad añadida este año de China era de 42 GW, lo cual significa que su capacidad total es de 120 GW. Según estas cifras, con solo añadir 2,7 GW al mes, alcanzaría los 50 GW antes de finalizar el año.

A pesar de que octubre suele ser un mes tranquilo en China debido a que es el periodo nacional de vacaciones, AECEA espera que no cesen las instalaciones, lo que implica que la cantidad de 50 GW es fácilmente alcanzable. Al igual que sucedió el pasado año, las instalaciones en China se acumularon en el primer trimestre para no verse afectadas por los recortes de las tarifas de inyección, y solo en los meses de junio y julio se instalaron 25 GW. Pero al igual que sucedió en 2016, la demanda se ha mantenido en el segundo semestre y el sector de generación distribuida de China ha tenido un buen arranque.

Los datos de generación distribuida presentados por la AECEA son de 15 GW para los primeros tres trimestres, lo que representa un crecimiento del 255 % sobre el año anterior, cuando se instalaron 4,23 GW en esta modalidad. Las razones de este crecimiento sin precedentes son los cortes de la FIT, las restricciones de la red en la parte occidental de China y los incentivos financieros de la Agencia Nacional de Energía de China y de programas locales y regionales.

Mahindra Susten, una de las empresa de servicios energéticos más importante de la India, ha ganado la subasta para un proyecto de 20 MW de solar con 28 MWh de almacenamiento en las islas Andaman & Nicobar. La subasta la convocó NLC India Limited, una minera de carbón propiedad del gobierno, y este es el primer proyecto de este tipo que se aprueba en el país a gran escala. El acuerdo se ha cerrado por un importe de 46 millones de dólares estadounidenses. La empresa ha firmado un contrato EPC por 25 años, los mismos que se responsabilizará de la puesta en operación y el mantenimiento.

Las islas Andaman & Nicobar tiene una población de 400.000 habitantes y la demanda pico es de 67 MW. El diésel genera la mayor parte de la energía de la región, y su elevado precio hace que los costes de almacenamiento de energía en baterías, que también son altos, sean comparativamente rentables en la zona.