Inversores string de ABB seleccionados para nuevos proyectos fotovoltaicos en Chile

Los proyectos, que cuentan con una capacidad aproximada de 3,5 MWp cada uno, se equiparán con inversores string trifásicos TRIO-50.0-TL-OUTD. El suministro de los aparatos está previsto para el próximo mes de octubre.

El proyecto piloto del grupo Solek, la planta Cuz Cuz ubicada cerca de Illapel que cuenta con una capacidad total de 3,07 MW, comenzó a inyectar energía a la red chilena a finales del pasado año.

“Creemos firmemente que la tecnología solar deberá ser una fuente líder de energía renovable para la generación distribuida y las aplicaciones en edificios, lo que además ayudará al crecimiento de economías maduras y en desarrollo”, comentó Tanja Vainio, directora ejecutiva de ABB en la República Checa.

“La inversión actual en plantas fotovoltaicas en Chile supone la creación de nuevas oportunidades para la República Checa y estamos orgullosos de anunciar que el Grupo Solek, el suministrador de ambos proyectos, comenzará usando inversores string de ABB para ayudar al avance de la fotovoltaica en Chile”.

Zdeněk Sobotka, director ejecutivo del Grupo Solek, ha afirmado en su comunicado que “estamos constantemente buscando nuevas tecnologías en nuestro campo y siempre aspiramos a conseguir lo mejor de nuestros proyectos. Los inversores string de ABB han demostrado ser la opción ideal para nuestros proyectos actuales en Chile. Además, ABB es un socio sólido y ese es otro de los motivos por los que nuestros nuevos proyectos, Amparo del Sol y Santa Laura (anteriormente denominado La Fortuna) usarán estos productos”, añadió.

Gracias a la gran radiación solar del país, el sol es una fuente de energía renovable muy atractiva en Chile y las plantas fotovoltaicas se han convertido en uno de los mayores campos de inversión del país. Esta tendencia se mantendrá en los próximos años, puesto que ENERGIA 2050, un programa creado por el gobierno chileno, pretende seguir incrementando el porcentaje de energía proveniente de fuentes renovables hasta alcanzar el 60 % en 2035.