Senado brasileño aprueba resolución para dar crédito de 750 millones de dólares a energías renovables

El Senado de Brasil ha aprobado este jueves un proyecto de resolución (PRS 25/2017) que autoriza la operación de un crédito externo de un valor de 750 millones de dólares para la financiación del programa para el desarrollo de las renovables, el Programa de Financiamento para Energia Sustentável.

Los fondos adicionales serían proporcionados por el Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social (BNDES) de Brasil y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID). Este dinero sería utilizado principalmente para proyectos de pequeñas y medianas empresas del país en el sector de las renovables y de la eficiencia energética.

El BNDES había anunciado la posibilidad de recibir la línea de crédito condicional en diciembre del año pasado. El banco había explicado que los fondos sería utilizado para incrementar la participación de solar, eólica y biomasa en el mix energético nacional y que la captación de la línea de crédito tendría una contrapartida local de al menos 150 millones de dólares. Además, el BNDES aclaró que los nuevos recursos tendrían un plazo de utilización de 10 años y que financiarían proyectos privados en el sector de las renovables e inversiones de pequeñas y medianas empresas.

A finales de junio, el banco anunció también haber aprobado una nueva metodología para la acreditación de módulos y sistemas fotovoltaicos a nivel nacional, que fue concebida para incrementar la participación del banco en la financiación de los proyectos fotovoltaicos y, en particular, para las instalaciones planeadas por pequeñas y medianas empresas.

Los préstamos para estos proyectos, agregó el banco, cubrirán hasta un 80 por ciento de los costes de compra e instalación, y se repagarán en diez años. El BNDES, además, está actualmente financiando proyectos solares de gran escala seleccionados en las subastas nacionales que tengan componentes fotovoltaicos producidos en Brasil.

La primera financiación para una planta solar instalada con equipamientos producidos localmente fue otorgada por el BNDES a principios de mayo. El banco concedió una financiación de 529 millones de reales brasileños (169 millones de dólares estadounidenses) para la central solar Pirapora.