BNEF prevé fuerte crecimiento de solar y renovables en América Latina

BNEF prevé que la capacidad total de generación crecerá aproximadamente un 66 por ciento en las economías en expansión de América Latina. En cuanto a las renovables (hidroeléctrica incluída), deberían llegar a cubrir la gran mayoría de la potencia instalada en el futuro.

Según las cifras presentadas por BNEF, solar y eólica, que actualmente representan el 4 por ciento de la potencia instalada de América Latina, deberían llegar a cubrir un 37 por ciento del mix eléctrico hasta 2040. Para esa fecha el 90 por ciento de lo instalado se cree que vendrá de fuentes que no emiten CO2, incluída la energía nuclear.

El informe presenta también detalles sobre los mayores mercados del área: Brasil, Chile y México.

México

Habiendo ya producido unas de las ofertas más económicas del mundo para la energía solar, México se perfila como uno de los mayores mercados de las renovables de las próximas décadas. BNEF cree que la capacidad de generación del país crecerá un 300 por ciento: de los 73 gigavatios actuales hasta 223 gigavatios en 2040. La solar y la eólica deberían contribuir un 86 por ciento a este crecimiento.

Aunque BNEF ponga de manifiesto que el número de los proyectos actualmente en fase de desarrollo junto con una demanda de energía más baja de lo previsto llevará a una bajada de la nueva capacidad a comienzos de la próxima década, las previsiones para la fotovoltaica son muy buenas.

“La solar de gran escala está destinada a jugar un papel central en la transición de México hacia las energía limpias”, se lee en el informe. “En 2040 la fotovoltaica representará el 43 por ciento de la capacidad de generación del país. Los precios acelerarán el desarrollo de la solar aproximadamente en 2025. A partir de entonces, la potencia fotovoltaica crecerá hasta 40 gigavatios”.

Brasil
A pesar de la escasa potencia instalada actualmente en Brasil, se prevé que en 2040 se alcancen 104 gigavatios. BNEF cree que el país continuará usando las grandes plantas hidroeléctricas, que actualmente cubren dos tercios de la potencia instalada, y que, sin embargo, viento y sol contarán con la mayoría de las nuevas instalaciones.

El crecimiento de la solar en Brasil será determinado esencialmente por las pequeñas instalaciones, que llegarán a representar el 87 por ciento de los 104 gigavatios anunciados por BNEF y el 42 por ciento de los nuevos proyectos.

Chile

BNEF prevé que Chile doblará su parque de generación de los 23 gigavatios actuales hasta 48 gigavatios, y que su sistema eléctrico, actualmente dominado por las fuentes fósiles con una cuota del 57 por ciento, acabará por tener las renovables a la cabeza con un porcentaje del 58 por ciento en 2040.

La fotovoltaica representará dos tercios de ese crecimiento, pasando de 1,6 gigavatios en 2016 a 19 gigavatios en 2040. Las plantas de gran escala llegarán a una potencia de 6,9 gigavatios, mientras que las pequeñas instalaciones sumarán 7,1 gigavatios.

“A partir de 2016 la solar empezará a dominar”, se lee en el informe.