La fotovoltaica en el mundo: Rusia, Europa, Estados Unidos e India

El gobierno ruso lanzó el pasado lunes una nueva subasta para proyectos eólicos, solares e hidroeléctricos. Los proyectos que se seleccionarán en la licitación deberán estar operativos desde 2018 hasta 2022. Según informa la asociación de la industria eólica rusa RAWI, 200 megavatios de los 1,9 gigavatios deberán conectarse a la red en 2018, mientras que en 2019 y 2020 tendrán que completarse proyectos de 300 y 350 megavatios respectivamente. En los siguientes dos años se conectarán a la red rusa 500 megavatios por año. Según la agencia Bloomberg, el gobierno aceptará solicitudes para proyectos hasta el 7 de junio. Rusia tiene el objetivo de instalar 1,52 gigavatios de potencia fotovoltaica hasta 2024. Actualmente el país cuenta con 540 megavatios de solar, aunque 400 megavatios están instalados en Crimea, región que pertenecía antes a Ucrania y que fue recientemente incorporada a la Federación Rusa.

En Múnich, Alemania, la asociación europea de la industria fotovoltaica SolarPower Europe ha anunciado que las nuevas instalaciones fotovoltaicas previstas para este año a nivel global podrían sumar 80 gigavatios, y que 8 gigavatios se podrían conectar a las redes de Europa. De alcanzarse, este resultado representaría un nuevo récord después del registrado en 2016, año en el que se instalaron 76 gigavatios. Según la asociación, el crecimiento de 2017 estará determinado sobre todo por los costes de la tecnología fotovoltaica, que siguen descendiendo. Como ejemplo, la asociación cita el precio de 2,4 céntimos de dólar que se registró en una subasta celebrada recientemente en Abu Dhabi, y que representa de momento el precio más bajo registrado por la solar a nivel mundial.

En Estados Unidos, la energía solar y la eólica cruzaron por primera vez el umbral del 10 por ciento de cobertura de la demande eléctrica en el pasado mes de marzo. Según estadísticas del Departamento de Energía estadounidense, las dos fuentes combinadas fueron capaces de cubrir el 10,1 por ciento de la demanda en marzo. En todo 2016, las dos fuentes tuvieron una cuota del 7,6 por ciento, mientras que el año anterior solo habían cubierto el 6,1 por ciento. Las suma de las dos tecnologías tampoco alcanzó el 4 por ciento en 2012.

En la India, el ministro de finanzas Hasmukh Adhia anunció en Twitter que el IVA para productos solares, que hasta hoy no se pagaba en el país asiático, será del 5 por ciento y no, como muchos temían después de varios anuncios por parte del gobierno, del 18 por ciento. De haberse confirmado esta cifra, el mercado solar indio habría podido padecer una seria crisis, ya que el coste de los proyectos habría aumentado en un 16 por ciento según comentaron varias entidades de la industria fotovoltaica local.