Ectropa y Solera levantan una de las mayores plantas solares de El Salvador

La empresa local desarrolladora y financista de proyectos de energía solar Ectropa ha realizado uno de los mayores proyectos fotovoltaicos en operación hasta la fecha en El Salvador. La instalación de 98 kilovatios de potencia se ha llevado a cabo en colaboración con la empresa alemana Solera GmbH y también ha contado con el apoyo del Programa de Energías Renovables y Eficiencia Energética 4E de la Agencia de Cooperación Internacional Alemana (GIZ). La planta, que está situada en las instalaciones de la empresa productora de techos Duralita, se inauguró a finales del mes de enero.
La particularidad de este proyecto es que el propietario del mismo es la empresa Ectropa la cual le vende la electricidad a Duralita en el marco de un contrato de compraventa de electricidad (PPA) a 18 años. Como indica Andrés Cartagena, presidente ejecutivo de Ectropa, "Duralita simplemente se beneficia de la compra de la energía proveniente del sistema solar a un precio inferior al de la distribuidora". En El Salvador, al igual que en otros países centroamericanos, las tarifas de electricidad son en general más altas que en otros países de la región como México.
"Duralita inició a ahorrar en su factura eléctrica desde el primer día en que la planta solar entró en operación sin necesidad de haber invertido capital", resalta Andrés Cartagena. En la actualidad, Duralita paga por la electricidad en horario "resto" a la distribuidora 18 centavos de dólar el kilovatio hora. Además de con la empresa industrial salvadoreña, que fabrica techos desde hace varias décadas en el país, Ectropa ha cerrado un acuerdo asimismo con la empresa distribuidora Del Sur para la venta del excedente de electricidad.
El coste del proyecto se ha situado en unos 220.000 dólares estadounidenses. El 20 por ciento ha sido aportado por Ectropa mientras que el 80 por ciento restante es financiación a través de un préstamo de familias empresarias salvadoreñas. El proyecto obtuvo ventajas fiscales como la exención de impuestos de importaciones y de impuesto sobre la renta de la venta de energía, según contempla "Ley de Incentivos Fiscales para el Fomento de las Energías Renovables en la Generación de Electricidad". Por otro lado, el coste del proyecto en conjunto, que implica la realización de talleres y otras iniciativas durante varios años para difundir la fotovoltaica en El Salvador asciende a medio millón de dólares aproximadamente.
En la planta solar se han instalado 408 módulos del fabricante Hanwha SolarOne de 240 vatios, 17 inversores del productor SMA y estructuras de la empresa Schletter. Para monitorerar la producción se ha equipado la instalación con un aparato Solar-Log 1000 del fabricante Solare Datensysteme. En el proyecto liderado por Ectropa y que contó con la colaboración de la alemana Solera también participaron la empresa Montajes, S.A. de C.V. para la instalación eléctrica y el epecista Arco Ingenieros, S.A. de C.V. el cual proporcionó apoyo en la obra civil. Ambas empresas son locales.
La instalación de la planta solar tuvo lugar el pasado mes de septiembre y se completó en el plazo de tres semanas. Fue acometida por instaladores de Ectropa y estudiantes de ingeniería del centro universitario salvadoreño ITCA-Fepade. Este centro forma en la actualidad a personal especializado en el ámbito de las energías renovables en el marco de un convenio con el Consejo Nacional de Energía (CNE). El programa alemán develoPPP también porporcionó fondos para que profesionales alemanes de la empresa Solera coordinaran la instalación de la planta solar.
Los programas de cooperación de Alemania también han proporcionado fondos para la transferencia de conocimientos técnicos sobre la instalación de instalaciones fotovoltaicas. La empresa alemana Solera y Ectropa han llevado a cabo diversos talleres e iniciativas de formación. En las iniciativas también participa ITCA-Fepade. "La colaboración con una institución educativa es la mejor forma de difundir el conocimiento a todo el país", señala Andrés Cartagena.
Se espera que la planta solar genere unos 1.500 kilovatios hora anuales por kilovatio por lo que la generación de la instalación se situaría en 146.880 kilovatios hora. Esta producción es más elevada que la que arrojan la mayor parte de las instalaciones solares de estructuras fijas en Europa. Aunque existen países en América Latina con mayores índices de irradiación que en El Salvador, en este país centroamericano el recurso solar es muy bueno.
La instalación realizada por Ecotropa y Solera es una de las mayores en operación en El Salvador, país en donde la planta de mayor potencia es una central de un megavatio en las instalaciones de la empresa Hilcasa. El mercado fotovoltaico salvadoreño ha experimentado un considerable crecimiento en el último año. Para Ecotropa, las condiciones actuales para la realización de proyectos fotovoltaicos en El Salvador son en general muy buenas. La empresa, que apuesta por el modelo de negocio de PPA entre Ectropa y el cliente final, tiene ya capital comprometido para la construcción en los próximos meses de seis proyectos fotovoltaicos con una potencia en conjunto de 1,5 megavatios. Además, Ectropa prevé también estructurar posteriormente un fondo de inversión mayor para un mínimo de 10 megavatios fotovoltaicos. (Blanca Díaz)