El acceso a la financiación, clave para la energía solar en los pequeños Estados insulares

Share

“Reconocemos la necesidad de los PEID de acceder a una energía asequible, fiable, sostenible y moderna, en particular a las energías renovables. Los PEID se enfrentan a importantes barreras relacionadas con el acceso a la financiación, el coste del capital, la preparación del mercado y la mejora y reciclaje de la mano de obra necesaria para una transición energética justa, inclusiva y resiliente”.

Así reza la Agenda de Antigua y Barbuda para los Pequeños Estados Insulares en Desarrollo (ABAS), y tras la primera jornada de la conferencia sobre PEID celebrada esta semana en la Universidad Americana de Antigua, en St. Johns, está claro que el acceso a la financiación ocupará un lugar destacado en la agenda de los cuatro días que dura el evento.

Gaston Browne, primer ministro de Antigua y presidente de la Conferencia de los PEID, destacó los riesgos que entrañan las condiciones meteorológicas extremas y otros efectos del cambio climático, así como la especial vulnerabilidad de los pequeños Estados insulares a estos fenómenos.

Browne explicó que el desarrollo económico de los PEID se ha visto frenado en repetidas ocasiones por el cambio climático, Covid-19, las crisis financieras mundiales y otros problemas que las propias islas no han provocado. Afirmó con valentía que los grandes emisores son responsables de estos impactos y tienen la obligación de compensarlos. Pidió al Norte global que cumpla sus compromisos y ponga al menos 100.000 millones de dólares en financiación climática a disposición de los PEID y otras economías en desarrollo.

En cuanto a la energía en particular, Browne declaró que “ya es hora de poner fin a todas las subvenciones a los combustibles fósiles y acelerar la transición a las energías renovables”, y añadió que las compañías petroleras y otros grandes contaminadores deberían desempeñar un papel en la aportación de la financiación necesaria.

Una financiación más justa
Tras Browne, el secretario general de las Naciones Unidas, Antonio Guterres, habló de la necesidad de mejorar el acceso a la financiación y de establecer condiciones equitativas para los PEID.

“La financiación es el combustible que impulsa el desarrollo sostenible”, dijo a la audiencia. “Necesitamos un sistema financiero que anteponga los intereses de los países en desarrollo y funcione como una red de seguridad mundial”.

Durante un debate con periodistas más tarde ese mismo día, Paul Chet Greene, ministro de Asuntos Exteriores, Agricultura, Comercio y Asuntos de Antigua y Barbuda, país anfitrión, estimó que los países ricos pueden acceder a financiación a tipos de interés del 2% al 3%, mientras que las economías en desarrollo a menudo tienen que pagar más del 10%, lo que calificó de “fundamentalmente injusto”.

Los oradores que intervinieron a lo largo de la jornada señalaron además que muchos pequeños Estados insulares se han visto obligados a contraer enormes deudas para recuperarse de catástrofes naturales a las que son especialmente vulnerables, y el coste del servicio de esta deuda limita la financiación para el desarrollo sostenible y la resiliencia, dejándolos aún vulnerables al creciente riesgo de catástrofes naturales.

Espacio para la energía solar
Fue un día de debates de alto nivel y política internacional. Y el acceso a la financiación para los PEID será el tema clave durante toda la conferencia. Pero también está claro que la energía solar y las energías renovables tienen un papel clave que desempeñar aquí, como parte de lo que se está financiando. Gianni Chianetta, presidente de la fundación Greening the Islands, declaró a pv magazine que la fundación ve a los PEID como potenciales líderes mundiales en energías renovables, y pretende ayudar a impulsar el 100% de energías renovables en las islas pequeñas.

Greening the Islands se centra ahora en crear estudios de casos, empezando con proyectos en la isla mauriciana de Rodrigues y en Curaçao, en el Caribe, y ampliándolos después a otras islas, para ayudar a convencer a los líderes regionales y a los inversores mundiales del valor de la energía limpia y de la viabilidad de los sistemas 100% renovables.

Greening the islands también se centrará en la colaboración entre naciones, con planes futuros incluso para explorar las posibilidades de interconexión mediante cables submarinos, de nuevo con el objetivo de crear una demanda a escala que pueda interesar a los grandes inversores y mejorar las condiciones financieras ofrecidas.

Este contenido está protegido por derechos de autor y no se puede reutilizar. Si desea cooperar con nosotros y desea reutilizar parte de nuestro contenido, contacte: editors@pv-magazine.com.