Fotovoltaica y precios, la rápida asimilación de la energía solar en Brasil

Share

En 2023, el consumo de energía fotovoltaica en Brasil creció a un ritmo de más de 1 GW al mes (el 70% de esa energía fotovoltaica en tejados), y la capacidad fotovoltaica instalada acumulada alcanzó más de 37 GW. El ritmo de despliegue es de 60 W por persona y año, lo suficientemente rápido como para duplicar la capacidad instalada cada dos años.

Una legislación favorable en materia de medición neta, el aumento de las tarifas eléctricas convencionales y la fuerte y constante tendencia a la baja de los precios de los equipos fotovoltaicos en los últimos años han llevado a la energía fotovoltaica a convertirse en el segundo mayor contribuyente al mix de generación eléctrica de Brasil. La figura 1 muestra que la hidroelectricidad sigue dominando el mercado de generación con casi 110 GW instalados (49% de la capacidad de generación eléctrica del país), pero la energía solar fotovoltaica pasó del quinto al segundo puesto el año pasado, con 37 GW (17%), seguida de la eólica terrestre (29 GW = 13%). La biomasa (principalmente bagazo de caña de azúcar y biogás) añadió otros 17 GW (8%) al mix eléctrico, totalizando más del 85% de la capacidad de generación eléctrica del país (225 GW).

La energía solar fotovoltaica y la eólica son ahora las tecnologías de generación de electricidad más baratas. Como muestra la Figura 2, la evolución del precio de la fotovoltaica en las subastas nacionales de energía del mercado eléctrico regulado evolucionó desde más de 100 dólares/MWh en 2013 a 32 dólares/MWh en 2022, tras un mínimo en 2019 que alcanzó poco más de 20 dólares/MWh.

Se espera que la electrificación del transporte, la calefacción y la industria, junto con la producción de hidrógeno verde, amplíen la demanda de energía fotovoltaica a gran escala en los próximos años, y debido a su mercado energético bien estructurado, la alta disponibilidad de recursos solares y eólicos, y la relativa proximidad a los mercados de exportación en Europa, se espera que Brasil produzca uno de los H2 y NH3 de menor costo en todo el mundo.

Para la generación distribuida, la energía solar fotovoltaica es con mucho la tecnología más competitiva en costos, con un costo nivelado de la electricidad (LCOE) muy por debajo de las tarifas de las empresas de distribución en todo el país, lo que lleva a plazos de amortización que oscilan entre tres y cinco años para la energía fotovoltaica en tejados residenciales, dependiendo de la disponibilidad local de recursos de radiación solar y de la tarifa minorista de la empresa de distribución local.

En el país hay 93 millones de unidades de consumo (tejados potenciales) y, hasta ahora, menos del 2,5% de ellas tienen instalado un sistema fotovoltaico sobre tejado. Gracias a una legislación favorable que permite el autoconsumo a distancia, hay 3,6 millones de unidades consumidoras que disfrutan de los créditos energéticos producidos por estos 2,3 millones de instalaciones fotovoltaicas sobre tejado con medición neta. Esta legislación favorable ha hecho de la fotovoltaica la opción más democrática de producción de electricidad, ya que los residentes incluso de edificios plurifamiliares de varios pisos pueden beneficiarse de la electricidad fotovoltaica generada en otro lugar bajo la misma zona de concesión de la empresa de distribución.

En 2012, cuando la legislación nacional y un sistema de medición neta permitieron por primera vez la conexión de la energía fotovoltaica a la red pública, la generación distribuida fotovoltaica en tejados partía de una base muy pequeña, como se muestra en la figura 3 (barras azules = GD). En 2020 superó la instalación de centrales fotovoltaicas a gran escala (barras amarillas = GC). La fotovoltaica sobre tejado representa alrededor del 70% de la capacidad fotovoltaica instalada en Brasil, y a medida que se difunde la información sobre la creciente diferencia de precios entre la electricidad solar y las tarifas eléctricas minoristas, cada vez más consumidores residenciales se embarcan en la opción fotovoltaica sobre tejado. Pronto, a medida que bajen los precios de las baterías de iones de litio y de los vehículos eléctricos, el abandono de los vehículos impulsados por combustibles fósiles traerá consigo nuevas demandas de electricidad, y la fotovoltaica sobre tejado se convertirá en la alternativa de menor costo por kilómetro.

Autor: Prof. Ricardo Rüther (UFSC).

rruther@gmail.com

ISES, la Sociedad Internacional de Energía Solar, es una ONG acreditada por la ONU fundada en 1954 que trabaja por un mundo con un 100% de energía renovable para todos, utilizada de forma eficiente y prudente.

The views and opinions expressed in this article are the author’s own, and do not necessarily reflect those held by pv magazine.

Este contenido está protegido por derechos de autor y no se puede reutilizar. Si desea cooperar con nosotros y desea reutilizar parte de nuestro contenido, contacte: editors@pv-magazine.com.

Popular content

Píldoras solares: Somalia licita, arranca el almacenamiento de energía en Bulgaria y una fábrica comunitaria de baterías en Australia
12 julio 2024 Al final de cada semana, pv magazine resume en español noticias importantes acaecidas en los últimos 7 días y publicadas en diferentes portales del gr...