Construir una cadena de suministro de baterías en EE.UU.

Share

El reciente informe “Energizing American Battery Storage Manufacturing” de la Asociación de Industrias de la Energía Solar (SEIA), señala que los créditos ofrecidos a través de la Ley de Reducción de la Inflación (IRA) han estimulado la adopción de vehículos eléctricos, el almacenamiento de energía y otras formas de electrificación. Sin embargo, la fabricación nacional de baterías se encuentra aún en una fase incipiente.

Hace poco más de un año, en rápida respuesta a los incentivos de la IRA, una serie de fabricantes anunciaron planes para establecerse en EE.UU. Y los anuncios continúan: Freyr anunció un proyecto en varias fases que se espera lleve la fabricación de baterías a Georgia. Kore Power recibió recientemente un compromiso de préstamo condicional de la Oficina del Programa de Préstamos del DOE, por el que recibirá 850 dólares para fabricar células de baterías para vehículos eléctricos y almacenamiento a escala de red. LG Energy Solution cuadruplicó su inversión anunciada en dos plantas de fabricación en Arizona.

Aunque la anunciada expansión de la fabricación nacional es prometedora, aún quedan muchos interrogantes sobre si los fabricantes podrán superar los numerosos obstáculos en el camino hacia la satisfacción de las crecientes necesidades de almacenamiento. Según el informe de la SEIA, la capacidad de fabricación de EE.UU. para todas las aplicaciones de baterías de iones de litio es actualmente de 60 GWh, mientras que la demanda de sistemas de almacenamiento de energía mediante baterías (BESS) en EE.UU. probablemente se sextuplique, pasando de 18 GWh a 119 GWh en 2030.

El informe de la SEIA prevé que las instalaciones de fabricación anunciadas podrían aumentar la capacidad nacional hasta más de 630 GWh en los próximos cinco años. Sin embargo, gran parte de este suministro podría destinarse a satisfacer la demanda de los fabricantes de vehículos eléctricos, más que la de aplicaciones no automovilísticas como los BESS.

Según SEIA, más del 25% de las nuevas fábricas no han declarado públicamente sus mercados previstos y parte de su capacidad (si no toda) podría destinarse a BESS, por lo que aún hay esperanzas de que el suministro sea constante.

Suministro y costo de los materiales
La mayoría de las baterías que se fabrican en Estados Unidos son de litio y, aunque este país cuenta con grandes reservas de litio, se necesitan otros materiales como fósforo y grafito. Estos materiales proceden principalmente de fuera de Estados Unidos, por lo que los fabricantes nacionales compiten a escala mundial y a menudo se encuentran con precios altos y escasez de suministro.

El reto de la mano de obra
Al igual que ocurre con el resto del desarrollo de las energías renovables, garantizar una mano de obra sólida y cualificada es todo un reto. Según el informe de la SEIA, entre las funciones críticas para las cadenas de suministro de almacenamiento de energía se incluyen la minería, los ingenieros químicos y eléctricos, los operadores de maquinaria y los técnicos de producción, entre otros. Aunque los incentivos al aprendizaje forman parte del IRA, el crecimiento de la mano de obra a largo plazo requiere una colaboración comprometida entre fabricantes, agencias gubernamentales, centros de formación y otras partes interesadas.

La construcción de una cadena de suministro nacional de energías renovables incluye el apoyo al desarrollo del almacenamiento de energía a todos los niveles, y el informe sostiene que esto requerirá inversiones, asociaciones con fabricantes experimentados y la colaboración con aliados.

Este contenido está protegido por derechos de autor y no se puede reutilizar. Si desea cooperar con nosotros y desea reutilizar parte de nuestro contenido, contacte: editors@pv-magazine.com.

Popular content

Panamá cancela la subasta de energía renovable
18 julio 2024 La Secretaría Nacional de Energía ha suspendido el Acto de Licitación para la compra de Energía y Potencia, puesto en marcha durante la Administración...