Sumitomo y Rio Tinto construirán una planta de hidrógeno verde en Australia

Share

 

De pv magazine Australia

 

La empresa japonesa Sumitomo se asociará con el gigante minero anglo-australiano Rio Tinto para desarrollar una instalación de producción de hidrógeno verde de 2 MW en la refinería de Yarwun de la minera, en el estado australiano de Queensland, mientras explora el potencial del hidrógeno como sustituto del gas en el proceso de refinado de la alúmina.

Rio Tinto Group tiene su origen en la antigua Rio Tinto Company, empresa de capital británico que se constituyó en 1873 para gestionar las entonces recién adquiridas minas de Riotinto en España.

El proyecto piloto, que se espera que produzca hasta 300 toneladas de hidrógeno verde al año, también abastecerá al ecosistema de hidrógeno de Gladstone. La colaboración incluye a Sumitomo, Gladstone Ports Corp., el Consejo Regional de Gladstone, Australian Gas Networks y CQUniversity Australia.

Sumitomo ha dicho que quiere explorar las oportunidades de desarrollar una industria del hidrógeno en la región. En un primer momento, buscará soluciones de movilidad y consumo doméstico antes de pasar a la exportación a gran escala.

El ecosistema se complementará con el uso de hidrógeno para sustituir el gas en el proceso de refinado de alúmina en Yarwun, un proyecto que, según la directora nacional de comercialización de hidrógeno de Sumitomo Australia, Alana Barlow, podría ofrecer una vía para reducir las emisiones en industrias que de otro modo serían difíciles de eliminar.

«El proyecto producirá hasta 300 toneladas de hidrógeno verde al año, pero lo fundamental es cómo se utilizará ese hidrógeno», explicó Barlow. «El 50% del hidrógeno se utilizará para sembrar proyectos del ecosistema del hidrógeno en Gladstone, como la movilidad. El otro 50% lo utilizará Río Tinto para probar el hidrógeno en el proceso de refinado de la alúmina en Yarwun, para demostrar durante un periodo de 24 meses los niveles de tolerancia de las mezclas de hidrógeno con el gas natural, al que proporcionaremos hasta el 100% de hidrógeno. Si tiene éxito, esta demostración será una victoria tecnológica fundamental para reducir las emisiones de carbono y optimizar las refinerías».

Barlow dijo que el proyecto piloto, y otros similares, son cruciales para el desarrollo de la industria del hidrógeno es Australia, diciendo que los jugadores necesitan «mostrar, no decir» a la comunidad sobre los beneficios.

«Es fundamental demostrar el uso de las oportunidades que presenta», dijo. «Los laboratorios piloto y de demostración a pequeña escala son esenciales para ello. Tenemos que ayudar a la gente a prepararse y aprovechar las oportunidades inminentes».

Rio Tinto dijo que la planta piloto de hidrógeno ecológico, anunciada por primera vez el año pasado, está en consonancia con sus objetivos de reducción de emisiones. Dijo que ayudará a descarbonizar el negocio del aluminio, que es un gran consumidor de electricidad.

«Rio Tinto tiene una larga relación con Sumitomo y estamos encantados de asociarnos con ellos para explorar las posibilidades del hidrógeno, no sólo para nuestra propia refinería, sino para que Sumitomo suministre a la industria más ampliamente en Gladstone», dijo la directora ejecutiva de Rio Tinto Australia, Kellie Parker, en un comunicado. «Reducir la intensidad de carbono de nuestra producción de alúmina será fundamental para cumplir nuestros objetivos climáticos para 2030 y 2050. Está claro que hay más trabajo por hacer, pero asociaciones y proyectos como éste son una parte importante para ayudarnos a conseguirlo.»

El proyecto piloto de Sumitomo forma parte de un conjunto de proyectos de hidrógeno ecológico previstos en la zona de Gladstone, entre los que se incluye un enorme proyecto «superhíbrido» presentado esta semana por el promotor de Queensland Sunshine Hydro and Energy Estate.

Valorado en 5.500 millones de dólares australianos (3.900 millones de dólares), el proyecto Flavian incorporaría 1,8 GW de generación eólica y 600 MW de energía hidroeléctrica de bombeo con 18 horas de almacenamiento. El proyecto también incluiría 300 MW de electrolizadores de hidrógeno, 50 MW de licuefacción y una pila de combustible de hidrógeno de 50 MW.

El presidente de Sunshine Hydro, Michael Myer, afirmó que, una vez que esté plenamente operativo, el proyecto superhíbrido de Flavian proporcionará 65 toneladas diarias de hidrógeno verde a precio competitivo para el transporte y la industria local, así como 220 MW de energía verde que se suministrará las 24 horas del día, los 365 días del año.

«Aplicaremos nuestro innovador modelo hidroeléctrico de bucle cerrado, que selecciona una combinación inteligente de entradas, salidas y almacenamiento de energía, que llamamos superhíbrido, para generar energía verde fiable e hidrógeno verde», dijo. «La combinación de la hidroeléctrica de bombeo de larga duración con la rápida respuesta de los electrolizadores PEM (membrana de electrolito de polímero) puede proporcionar servicios de red insuperables».

Este contenido está protegido por derechos de autor y no se puede reutilizar. Si desea cooperar con nosotros y desea reutilizar parte de nuestro contenido, contacte: editors@pv-magazine.com.