La solar alcanza nuevas cotas: Aggreko instalará en Chile un sistema solar híbrido de 25,9 MW a 4.500 m

Share

De pv magazine internacional, por Blake Match

Cuando Gold Fields se fijó un requisito de 20% de energía renovable en todas sus operaciones mineras globales, no había duda de que algunas de sus minas planteaban menos dificultades para la transición que otras. Aggreko instaló una de las mayores microrredes del país en Australia Occidental (WA), con 7,7 MWp. Sin embargo, aunque la mina de oro Granny Smith es remota desde cualquier punto de vista, no lo es tanto, ni de la misma manera, como la mina a cielo abierto Salares Norte, en Chile, que se encuentra a 4.500 metros de altura en los Andes, a 190 kilómetros de la ciudad más cercana.

Sin embargo, el importante reto que supone construir una instalación solar fotovoltaica en un lugar remoto de gran altitud no ha amedrentado a Aggreko. La empresa de energía solar con sede en Gran Bretaña firmó un contrato de 10 años con Gold Fields para proporcionar una solución modular híbrida de energía solar y térmica de 25,9 MW en los cinco puntos de distribución de la mina.

Pablo Varela, director general de Aggreko LATAM, declaró a pv magazine que el emplazamiento de Salares Norte planteaba un reto único en comparación con el proyecto Granny Smith. Para combatir los vientos extremos y asegurar la consistencia de la energía en los cinco puntos de entrega, «Aggreko ha desarrollado grupos electrógenos diésel de alto rendimiento y unidades de energía solar específicamente diseñadas para hacer frente a las condiciones extremas de viento, nieve y altitud en el sitio – adaptaciones que no fueron necesarias en el sitio de Granny Smith».

Por supuesto, hay que señalar que el híbrido de Granny Smith era de energía solar y gas con almacenamiento de baterías integrado, mientras que el proyecto de Salares Norte comprende un híbrido de energía solar y diésel.

De hecho, estos grupos electrógenos diésel pueden suministrar 772 kW cada uno e incorporan unidades de reserva de giro y reserva fría para gestionar los picos de demanda tras la integración con 9,9 MW de energía solar. El conjunto solar, capaz de suministrar 18 GWh de energía renovable al año, se asentará en una estructura de cúpula fija con orientación este-oeste y estará reforzada para resistir los fuertes vientos. «Hemos optado por instalar unidades solares de inclinación fija en lugar de soluciones de seguimiento. Esto es para asegurar la longevidad y fiabilidad de las unidades fotovoltaicas», dijo Varela.

«Nuestros ingenieros están acostumbrados a desarrollar soluciones que puedan funcionar eficazmente incluso en las condiciones climáticas más difíciles», dijo Varela. Y no es de extrañar que estas condiciones climáticas tan exigentes también hagan que el emplazamiento sea remoto. Debido a este aislamiento, la fiabilidad del sistema es integral.

Según Varela, dos factores ayudan a garantizar la fiabilidad: la mezcla de combustible cuidadosamente calibrada así como «la decisión de contar con un equipo de ingenieros en la mina una vez que esté operativa. Aunque tenemos la capacidad de supervisar y llevar a cabo la operación y mantenimiento a distancia, las condiciones extremas pueden hacer que el acceso sea un reto, por lo que queremos mitigar este riesgo en la medida de lo posible».

La mina, como ya se ha dicho, está repartida en cinco emplazamientos de entrega, cada uno de ellos acunado en recovecos montañosos. «El emplazamiento está restringido en cuanto a la cantidad de espacio que tiene», continuó Varela, «lo que significa que nuestro equipo de ingeniería tuvo que ser bastante creativo. Nuestra solución fue dividir el suministro de energía en tres sitios, en lugar de tratar de encajar todo en un espacio restringido».

Una vez completado, Aggreko calcula que el sistema híbrido ahorrará a Gold Fields 7,4 millones de dólares en energía a lo largo de la década y otros 1,1 millones de dólares en compensación de impuestos sobre el carbono.

Además, al tratarse de una instalación modular de alquiler, que se está convirtiendo en una opción muy atractiva para los emplazamientos mineros remotos, Gold Fields no tiene que preocuparse por una única e importante inversión, sino por un desembolso consolidado de CAPEX.

El proyecto híbrido solar de Salares Norte será la mayor instalación solar de Aggreko en América Latina hasta la fecha. Varela espera que la instalación esté operativa en el segundo o tercer trimestre de 2022. Aggreko está dispuesta a utilizar el proyecto de Salares Norte como trampolín para sus ambiciones en América Latina. «Tenemos una serie de proyectos interesantes en la región que cubren una amplia gama de aplicaciones, tecnologías y geografías», dijo Varela. «Desde la selva tropical hasta la Pampa argentina, desde el gas de vertedero hasta el almacenamiento remoto en baterías, suministramos energía allí donde se necesita».

Este contenido está protegido por derechos de autor y no se puede reutilizar. Si desea cooperar con nosotros y desea reutilizar parte de nuestro contenido, contacte: editors@pv-magazine.com.