Científicos del NREL fomentan la “reducción de generación óptima” de la energía fotovoltaica

Share

El curtailment (o reducción de la genreación) ha estado típicamente reglamentado.

Los reglamentos que impiden completamente la reducción de la energía fotovoltaica podrían terminar limitando la capacidad de los operadores de la red para utilizar la energía solar para servicios auxiliares, según las nuevas investigaciones de los científicos del Laboratorio Nacional de Energía Renovable (NREL) del Departamento de Energía de los Estados Unidos.

En “Too much of a good thing? Global trends in the curtailment of solar PV”, que se publicó recientemente en Solar Energy, el equipo del NREL analizó cómo se maneja la reducción de la energía solar fotovoltaica en cuatro mercados maduros de energía solar: Alemania, Chile, Estados Unidos y China. Descubrieron que, en 2018, la reducción de la energía solar en estos países alcanzó los 6,5 millones de MWh, lo que representa alrededor del 1% de la generación total de energía fotovoltaica.

La reducción será más común a medida que aumente el despliegue futuro de la energía fotovoltaica. Sin embargo, las prácticas actuales de la red y del mercado en estos mercados solares clave desalientan el recorte, ya que se considera una pérdida para los operadores de plantas fotovoltaicas.

«Algunas políticas de red exigen que las empresas de servicios públicos compensen a los generadores por la reducción de la producción, y algunas políticas de interconexión prohíben que los sistemas se interconecten si esos sistemas van a dar lugar a una reducción», afirman los investigadores. «Los cambios en los contextos de la red y la tecnología requieren un reexamen de la definición de restricción y su estigma».

Los investigadores identificaron tres tendencias principales en los cuatro mercados clave. En primer lugar, encontraron que las prácticas de política y planificación de la red influyen en dónde y cuándo se realiza la reducción.

«En China, la estructura inicial de la tarifa de alimentación contribuyó a aumentar la reducción en las provincias del noroeste», dijeron los científicos. «En Alemania, los requisitos de compensación para la producción restringida probablemente mantienen la restricción más baja en Alemania de lo que sería de otro modo sin esos requisitos de compensación».

En California, el operador de la red CAISO está ampliando el alcance de su área de equilibrio mediante la creación de un mercado regional de desequilibrio de energía (EIM), señaló el equipo del NREL. Como resultado, algunas reducciones de la energía fotovoltaica se pueden trasladar a Arizona.

La segunda tendencia se refiere a los desajustes geográficos y a la limitada capacidad de transmisión, que pueden tener un impacto significativo en la reducción de la potencia cercana al equipo. «Los desajustes geográficos son al menos parcialmente responsables de la reducción relativamente alta en Chile, China y Texas», dijeron los científicos.

También señalaron que la reducción de la potencia fotovoltaica sigue patrones estacionales. «La reducción de la energía fotovoltaica tiende a alcanzar su punto máximo en primavera y otoño, cuando la producción de energía fotovoltaica es relativamente alta pero la carga es relativamente baja», dijeron.

Además, el equipo de investigación señaló que la reducción de la energía fotovoltaica podría optimizarse aumentando la flexibilidad de la red/carga, desplegando más almacenamiento y mejorando la coordinación regional.

«A medida que la reducción de la energía fotovoltaica se convierte en un componente cada vez más común y tal vez valioso del despliegue de la energía fotovoltaica, es posible que los operadores y planificadores de la red tengan que pasar de una postura de prevención de la reducción a una gestión de la reducción», dijeron los investigadores del NREL.

Este contenido está protegido por derechos de autor y no se puede reutilizar. Si desea cooperar con nosotros y desea reutilizar parte de nuestro contenido, contacte: editors@pv-magazine.com.