Las políticas públicas de Brasil dan cada vez más protagonismo a la fotovoltaica

Share

Este semestre, los gobiernos estatales de Brasil han anunciado proyectos que involucran el uso de la fotovoltaica en edificios con el objetivo de promover la reducción del impacto ambiental y el ahorro de costos con electricidad. Ello fortalece la apuesta del país por la generación fotovoltaica, cada vez más incluida en las políticas públicas de diferentes áreas.

La iniciativa principal proviene del gobierno de Piauí, que el 20 de julio ofertará por un proyecto pionero que prevé la formación de una asociación público-privada (PPP) para la construcción de ocho plantas solares, cada una de 5 MW de capacidad instalada. La iniciativa garantizará la autosuficiencia de toda la demanda energética de los edificios de la administración pública estatal.

Respecto a este PPP, se espera que las miniplantas obtengan un ahorro de R$ 7 millones por año (1,3 millones de dólares) en el gasto estatal de electricidad, que se aproxima en alrededor de R$ 44 millones (US$ 8 millones). El pronóstico de inversión total para el sector privado es de unos de R$ 175 millones (US$ 32 millones). Rodrigo Sauaia, presidente de Absolar, comenta que “el proyecto que avanza en Piauí serviría como referencia para otros usos de la energía solar en las Administraciones Públicas”.

El artículo afirma que, en mayo, el gobierno de Tocantins firmó un proyecto de ley que garantiza la instalación de sistemas de energía solar en edificios nuevos, renovaciones o trabajos de mantenimiento para edificios públicos estatales. El artículo modifica la Ley 3.179 de 2017, que instituyó la Política de Incentivos para la Generación y Uso de Energía Solar (Pro-Solar). Actualmente, la Secretaría de Educación, Juventud y Deportes de Tocantins (Seduc) está llevando a cabo los procesos de licitación para la instalación de sistemas fotovoltaicos en las cafeterías de 22 escuelas estatales. El pronóstico de inversión para la instalación y conexión de cada sistema a la red es de aproximadamente R$ 106 mil por unidad escolar.

A su vez, la Compañía de Saneamiento Básico del Estado de São Paulo (Sabesp) anunció que instalará 34 plantas solares fotovoltaicas en las áreas operativas disponibles, donde sumará alrededor de 67 MW de potencia instalada, correspondientes al 4,5% de toda la energía consumida por la empresa.

El gobierno de Ceará espera lanzar a finales de este mes el anuncio de la licitación de sistemas fotovoltaicos en 32 escuelas públicas del estado, según informó la Secretaría de Infraestructura (Seinfra). El pronóstico es que se invertirán R$ 9 millones en el proyecto (US$ 1,6 millones), con recursos del Fondo de Incentivos para la Eficiencia Energética y la Generación Distribuida (FIEE), coordinado por Seinfra.

La solar fotovoltaica también se está desarrollando fuertemente a través de complejos de viviendas populares mediante políticas públicas. La primera iniciativa del estado que involucra energía solar en instalaciones públicas se anunció en febrero y consiste en la instalación de 650 paneles solares en la estación Juscelino Kubitschek y 325 en la estación Padre Cícero, ambos en la Línea Sur del Metro de Fortaleza. La inversión será de R$ 1,6 millones (US$ 293 mil), con recursos del Tesoro del Estado y Caixa Econômica Federal.

En cuanto al segmento de la generación distribuida con solar fotovoltaica, que creció un 5,2% en mayo comparado con abril y alcanzó los 3 GW, el gobierno actualmente tiene 967 sistemas (40,2 MW) en operación, y el servicio público tiene 91 sistemas (3,7 MW). En conjunto, suman 43,9 MW y representan el 1,4% de la capacidad instalada total de GD solar en Brasil, que es de 2.952 MW. La perspectiva es que la fuente se adoptará cada vez más en todo el país, a medida que la tecnología avance y los gobiernos observen los resultados positivos para la administración pública.

Además de los edificios públicos, la fotovoltaica también se incluye en las políticas populares de vivienda. La Empresa de Vivienda y Desarrollo Urbano del Estado de São Paulo (CDHU) ya ha entregado 1.172 hogares con sistemas fotovoltaicos este año. Para finales de 2020, se espera que entregue 92 desarrollos más, correspondientes a 7.886 unidades de vivienda.

Desde el gobierno federal, la iniciativa más reciente que involucra la generación de energía solar para regiones aisladas fue lanzada por MME el 19/06, con la publicación del manual para el programa de universalización de la electricidad para la Amazonía Legal, “Mais Luz para Amazônia”. El coste estimado es del orden de R$ 2,4 mil millones que se aplicará durante un período de cinco a siete años. Los recursos necesarios para el desarrollo del programa provendrán de agentes del sector eléctrico, de la Cuenta de Desarrollo de Energía (CDE) y de otras fuentes que serán reguladas por el MME, junto con otras agencias gubernamentales.

También a nivel federal, sigue en marcha el proceso de implementación de sistemas fotovoltaicos en 57 universidades que recibieron R$ 120 millones del Ministerio de Educación (MEC) en diciembre del año pasado. Una de las instituciones es la Universidad Federal de Fronteira Sul (UFFS), que recibió R$ 1,7 millones para la construcción de una planta solar de 408,2 kWp en el campus de Erechim, en Rio Grande do Sul.