La empresa Rhona, en Chile, tendrá una instalación fotovoltaica con almacenamiento

Share

Pocos días después de la firma del contrato en Viña del Mar (Valparaíso, Chile), los expertos solares de la empresa alemana Grammer Solar, ubicada en Amberg, llenaron de módulos, inversores y tanques de almacenamiento el contenedor marítimo que viajaría hasta América Latina. “La tecnología solar alemana sigue teniendo una gran demanda”, subraya Siegfried Schröpf, director general de Grammer Solar en Amberg. “En particular, cuando se trata de sistemas técnicamente innovadores y de alta calidad, podemos ofrecer soluciones personalizadas muy rápidamente”. La empresa cuenta con una sede en Santiago de Chile, donde Timo Jurado, ingeniero residente en Chile, diseñó el sistema junto con sus colegas de Amberg y ahora está a cargo de la construcción de la planta in situ.

Se construirá una planta solar con una potencia total de 103,95 kWp y una capacidad de almacenamiento de 24 kWh. El corazón del sistema serán los módulos solares de alto rendimiento de Heckert Solar y un sistema coordinado de acumuladores de baterías, inversores y tecnología de control, también fabricados en Alemania. El sistema tiene una estructura modular y, por lo tanto, puede adaptarse a las necesidades del cliente en cualquier momento. Esto se aplica tanto a la producción solar como al almacenamiento de la electricidad generada.

Se instalará en el nuevo centro logístico de Rhona en Viña del Mar, a unos 100 km al noroeste de Santiago de Chile. Rhona es el fabricante más importante de transformadores del país y es mayorista de material eléctrico. La empresa Rhona se remonta a dos antiguas empresas de ingeniería eléctrica, que en 1964 dieron origen a las empresas vinculadas Rhona S.A. como fabricante de transformadores, el fabricante de cables Covisa S.A. y la empresa de ingeniería e instalación Emelta S.A., que participa en la instalación del sistema. “Apenas tenemos experiencia en la construcción de sistemas solares. La cooperación con Grammer Solar nos permite entrar en esta tecnología del futuro”.

En Chile, la integración de sistemas de almacenamiento se ha llevado a cabo principalmente en sistema aislados. El sistema muestra que existen posibilidades adicionales gracias a la integración de tanques de almacenamiento en sistemas solares conectados a la red, lo que supone nuevos modelos de negocio para los clientes comerciales en el marco del entorno del mercado chileno.

El proyecto forma parte de dena-RES, que se enmarca en el programa dena-Renewable-Energy-Solutions-Program, iniciado por la Agencia Alemana de Energía (dena) y apoyado por el Ministerio Federal de Economía y Energía (BMWi) como parte de la “Export Initiative Energy”. El objetivo principal del proyecto es demostrar las posibilidades de un sistema fotovoltaico con almacenamiento de baterías en la industria y el comercio en Chile y demostrar su capacidad de rendimiento.