Trina se asocia con Aldo Solar en Brasil

Share

Trina Solar anunció esta semana que ha firmado un acuerdo con el distribuidor brasileño Aldo Solar para suministrar sus últimos módulos a los clientes de generación distribuida de la nación sudamericana.

Según Aldo Solar, la preventa de módulos comenzará hoy con los primeros envíos de Trina que se espera que lleguen a su sede en Maringá, en el sur de Brasil, en la tercera semana del mes.

La asociación se centrará inicialmente en el suministro del módulo Tallmax del fabricante chino. El producto fue lanzado en mayo y cuenta con tecnologías de media célula y barras colectoras múltiples para una potencia nominal de más de 400 W.

Aldo Solar dice que será la primera empresa en suministrar los productos de alta eficiencia en Brasil. Según la consultora Greener, la tecnología mono PERC representó alrededor del 10% de los módulos importados a Brasil en los primeros tres meses del año.

Crecimiento impresionante

“La asociación con Trina Solar marca un paso importante para el mercado solar fotovoltaico brasileño”, dijo Aldo Teixeira, fundador y presidente de Aldo Solar. “Con esta alianza esperamos difundir la tecnología solar y ofrecer condiciones sorprendentes para una energía limpia y más barata para todos los brasileños”.

El segmento de generación distribuida de Brasil -que incluye todos los proyectos de medición neta con una capacidad de generación de hasta 5 MW- experimentó un crecimiento del 137% en el primer trimestre, según Greener, y se espera que continúe con una trayectoria de crecimiento impresionante a pesar de los planes del gobierno para reducir las tarifas de medición neta, lo que probablemente extendería el período de amortización de los sistemas comerciales y residenciales de cinco a seis años.

Según la asociación solar brasileña ABSOLAR, la generación distribuida del país ha tenido una inversión de 4.800 millones de reales (1.200 millones de dólares) desde 2012y tiene una capacidad instalada total de alrededor de 827,5 MW. Este año, Brasil superó a Chile como el segundo mercado solar más grande de América Latina después de México, con una base instalada de 2,5 GW.