Colombia ratifica su intención de alcanzar 1.500 MW renovables instalados en 2022

Share

La Ministra de Minas y Energía de colombia, María Fernanda Suárez Londoño, participó en Abu Dhabi en la reunión preparatoria de la Cumbre sobre la Acción Climática de las Naciones Unidas que tendrá lugar el próximo 23 de septiembre. Durante el encuentro, la Ministra reiteró el compromiso de Colombia con el Acuerdo de París, suscrito en la Conferencia de las Partes (COP 21) de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre Cambio Climático, encaminado a lograr una reducción del 20% de las emisiones de gases de efecto invernadero proyectadas a 2030.

“Colombia hace parte de la coalición mundial de transición energética y desde ese rol liderará el establecimiento de una nueva meta regional de energías renovables. Si bien nuestro país cuenta con la sexta matriz energética más limpia del mundo, seguimos siendo vulnerables a eventos de variabilidad climática. Por eso, la diversificación de nuestra matriz de generación es una necesidad inaplazable. En estos cuatro años, pasaremos de tener instalados menos de 50 MW de energías alternativas, como solar y eólica, a al menos 1.500 MW de capacidad instalada”, aseguró la Ministra.

También explicó que el sector minero-energético es el primero del país en contar con un Plan de Gestión Integral del Cambio Climático, una herramienta que facilitará el desarrollo de estrategias que permitan disminuir la emisión de gases de efecto invernadero en la industria y mitigar el impacto generado por el cambio climático, a partir de tres acciones fundamentales: aumentar la eficiencia energética, diversificar la matriz energética y desarrollar sistemas de medición que permitan conocer avances y desafíos.

“La meta del sector es reducir en 11,2 millones de toneladas la emisión de CO2 para el año 2030, equivalentes a la absorción que hace el departamento de Amazonas en 15 años”, indicó la ministra Suárez.

Naciones Unidas instó a sus países miembros a avanzar en la universalización del servicio de energía; actualmente unos 840 millones de personas no tienen acceso a este servicio. En Colombia, el Gobierno Nacional avanza en la meta de llevar energía eléctrica a 100.000 nuevos usuarios, unos 500.000 colombianos, en el actual cuatrienio.