La fotovoltaica no brilla en la subasta de Brasil

Share

El secretario de Energía Eléctrica del Ministerio de Minas y Energía de Brasil, Ricardo Cyrino, dijo que la 29.ª Subasta de Generación de la A-4, realizada por la Agencia Nacional de Energía Eléctrica (Aneel), junto con la Cámara de Comercialización de Energía Eléctrica (CCEE) este viernes en São Paulo, fue un éxito. “Fue una subasta exclusivamente de fuentes renovables muy importante dentro de la perspectiva de mantener limpia la matriz. El resultado representó un nivel de inversión de R$ 1,9 mil millones (unos 494 millones de dólares), y se generarán 4,5 mil empleos”, dijo.

Según él, “la migración del libre mercado debe haber tenido su colaboración. La mayoría de los proyectos dejaron una buena parte -entre el 30% y el 50%- de la energía para ser vendida en el mercado libre”, dijo. El objetivo de la subasta era contratar energía de nuevas centrales hidroeléctricas, eólicas, solares fotovoltaicas y termoeléctricas de biomasa, cuyo suministro comenzará en enero de 2023.

La agencia brasileña EPE había precalificado un total de 1,829 proyectos de energía con una capacidad total de 100,8 GW para la subasta, y se preveía que el certamen sería una de las subastas más grande en términos de capacidad asignada y terminaría con precios más bajos en comparación con las subastas anteriores.

Se negociaron proyectos en 20 estados por un importe de R$ 2.644.783.137,43 (unos 687 millones de dólares), alcanzando los 17.497.384.800 MWh. El precio medio de venta por MWh fue de R$ 151,15 (39,2 dólares).

El precio inicial para la fotovoltaica fue de R$ 276,00/MWh (US$ 71,8), y el precio promedio de venta de energía eléctrica ha sido de R$ 67,48/MWh (equivalente a US$ 17,62/MWh), lo que supone un descenso del 75,6% en relación al precio inicial.

En la evaluación de la Asociación Brasileña de Energía Solar Fotovoltaica (ABSOLAR), el concurso resultó en un volumen de contratación muy por debajo de las expectativas del sector y de las propias necesidades del país. “La cantidad contratada fue muy baja en comparación con el gran número de proyectos que participaron en la subasta. Solo dos distribuidores de electricidad contrataron proyectos en la subasta. Esto provocó una alta competencia entre los jugadores, produciendo precios medios fuera de los niveles de referencia para la fuente solar fotovoltaica en Brasil”, señala Rodrigo Sauaia, CEO de ABSOLAR.

Los proyectos solares fotovoltaicos contratados por LEN A-4 en 2019 están ubicados en las regiones Noreste y Sureste, en los estados de Ceará (163,7 MW) y Minas Gerais (40,0 MW).

“Solo el 30% de la energía eléctrica que será generada por las plantas de Ceará y el 50% de la energía de las plantas de Minas Gerais fue destinada a los distribuidores, en el ambiente de contratación regulada (ACR). El resto de la energía puede venderse en el ambiente de libre contratación (ACL), donde los precios son más altos, lo que ayuda a equilibrar los ingresos de los proyectos”, dice Sauaia.

“Tenemos la información de que parte de los proyectos contratados serán la ampliación de proyectos existentes. Esto ha provocado que sea posible un precio más atrevido en la competencia”, dice Sauaia, quien espera que la solar ocupe en la subasta de octubre la horquilla de precios que le corresponde: “El mercado tiene un volumen de contratación mucho más robusto para la fuente solar fotovoltaica en la subasta A-6 de 2019, prevista para octubre, cuando tendremos la dimensión real del nivel de precios de la fuente en el país”, añade.