38 kits solares para generar electricidad en zonas aisladas de Delta del Paraná, Argentina

Share

De la mano de Prohuerta, un programa del Ministerio de Salud y Desarrollo Social de la Nación y el INTA, y con la colaboración del Municipio de San Fernando, se instalaron 15 kits solares de 1000 W por día en la tercera sección de Islas del Municipio de San Fernando, en el Delta del Paraná. Los paneles abastecen de energía limpia a 75 isleños sin acceso a la red eléctrica.

Debido a la baja densidad poblacional y a su ubicación geográfica, el área no cuenta con provisión de energía eléctrica de red y se estima que no se cubrirá esta necesidad en el corto y mediano plazo. En consecuencia, las familias se abastecen con generadores eléctricos con combustibles fósiles, lo que tiene un alto impacto en la economía doméstica.

“El consumo mensual promedio es de 130 litros de nafta súper con lo que disponen de 4 horas diarias de energía eléctrica”, detalló Victorio Dieta, técnico del INTA Delta Frontal y especialista en ciencias ambientales. También aseguró que, a partir de la implementación de paneles solares, se espera que disminuya o elimine esta demanda de combustibles fósiles, lo que implicaría el ahorro de hasta $5000 al mes y un aumento de horas de disponibilidad de energía.

De acuerdo con los cálculos del especialista, los kits de energía solar brindarán 112 W por día de energía limpia para abastecer 4 lámparas led para la iluminación de la vivienda por 4 horas diarias; 225 W por día para encender 3 horas diarias el televisor y un decodificador, 30 W por día para 3 horas diarias para un cargador de celular y 100 W por día para 4 horas diarias para la radio.

“El diseño de este kit solar surge de las recomendaciones en base a la ubicación geográfica, condiciones climáticas y demanda de energía de las familias, por parte de los departamentos técnicos de distintos proveedores”, especificó Dieta.

Si bien llevan instalados solo 15 kits solares, la meta es alcanzar un total de 38 que beneficiarán a 157 personas, lo que representa el 70 % de la población estable en la tercera sección de Islas del Municipio de San Fernando, en el Delta del Paraná.

Este proyecto es uno de las más de 800 Proyectos Especiales ProHuerta que, desde 2016, se llevan adelante en todo el país. En este caso, además de la instalación de kits solares para el reemplazo del uso de los combustibles fósiles, se formó a las familias isleñas para el armado y mantenimiento de los paneles. La iniciativa surgió de la demanda de los pobladores del lugar y se complementó con los datos censales obtenidos por los Guardaparques de la Reserva de Biósfera del Municipio de San Fernando.

Las familias isleñas viven, en su mayoría, de la pesca artesanal y del cultivo del junco, que complementan con horticultura y plantas frutales para autoconsumo, junto a la cría de aves. En algunos casos, se dedican a actividades forestales a pequeña escala como mimbre y salicáceas, mientras que otros son apicultores o cultivan gírgolas para autoconsumo y venta de excedentes. En menor medida se emplean como jornaleros.

Esta población se ubica en la tercera sección de Islas del Municipio de San Fernando, en el Delta del Paraná, un área de 10 mil hectáreas reconocida y destacada por la UNESCO como un humedal en la zona núcleo de la Reserva de Biósfera del Delta del Paraná.

“Que el proyecto se encuentre inserto en esta zona protegida le da un valor adicional, ya que las prácticas productivas que se realizan, junto a las actividades habituales que llevan adelante las familias, se encuentran en concordancia con los requerimientos de la reserva”, indicó Dieta.