“Uruguay no puede prescindir de la energía solar” – entrevista con el ministro de energía, Guillermo Moncecchi

Share

pv magazine: Ministro Moncecchi, Uruguay fue un país pionero en América Latina en el desarrollo de la energía solar al principio de esta década. Fue uno de los primeros países en celebrar una subasta específica para grandes proyectos solares, uno de los primeros en realizarlos, y creo que por algún tiempo estuvo también entre los primeros mercados fotovoltaicos de América Latina. Ahora, sin embargo, lleva unos años con niveles de crecimiento de la solar muy bajos. ¿Cuál es su opinión al respecto?

Guillermo Moncecchi: La historia de la energía solar en Uruguay es parte de la historia de su cambio energético. Es decir, la estrategia del país ha sido diversificar la matriz, apostar a diferentes fuentes, iniciando diferentes caminos e ir avanzando por el que en su momento conviniera más desde un punto de vista económico. La solar fue una de las líneas, y no es una línea que hayamos descartado. Actualmente representa el 2% de la generación, pero indudablemente le energía eólica y la hidráulica han tenido más peso. La hidráulica porque era tradicional, y la eólica porque ha resultado que Uruguay es un país más ventoso de lo que pensábamos.

Uruguay tiene mucho sol también.

Es verdad que lo tiene, y aunque el camino de la eólica ha sido el que más ha tomado la matriz, la solar también está participando con más de 200 MW.

El sector solar uruguayo habla de un estancamiento y atribuye la culpa al sobredimensionamiento de la energía eólica. ¿Pero puede Uruguay prescindir de una tecnología como la FV?

Por supuesto que no. El plan uruguayo en energía es planificar los caminos y estar todo el tiempo monitoreando. Por ejemplo, es probable que, con la caída de los costos que está teniendo, la energía solar se vuelva cada vez más conveniente y en ese camino iremos incorporando lo que más vaya conviniendo. Y ahí probablemente haya camino para la solar.

Solo en 2018 los precios de los paneles cayeron de más de un 20%.

Es asombroso, sin duda.

¿Planea ahora el gobierno convocar nuevas subastas para la energía solar?

En lo inmediato no, porque ya hay un surplus de energía importante y no tendría sentido incorporar más. Pero si logramos avanzar en determinadas estrategias, podrían abrirse posibilidades. Estas estrategias pasan por la utilización de vehículos eléctricos o de la exportación de energía, que efectivamente está avanzando, o de un crecimiento de la demanda, por ejemplo, del consumo industrial, que hoy no parece muy sencillo dado el contexto, pero que podría ser.

Entonces hablamos de unos años. ¿Podría ser un marco, digamos, de cinco años?

Yo creo que sí, que estamos hablando de algunos años.

¿Eso quiere decir que a corto plazo ya no veremos la construcción de nuevos parques solares?

En lo inmediato, hay un plan de desarrollo de un parque solar de 10 MW por una empresa pública. Si aparecieran proyectos que pudieran ser considerados como útiles al desarrollo del país, o que implicaran generación de empleo, podrían ser tomados en consideración. Pero en este sentido, en lo inmediato no va a haber llamados por parte del gobierno.

¿Cree usted que en Uruguay hay potencial para proyectos solares a gran escala que venden energía a través PPAs privados?

Directamente, sí. De hecho ya existen pero para la energía eólica y otras renovables. Veo también mucho potencial para las empresas que quieren instalar paneles para generar su propia energía.

La generación distribuida se está fomentando a través de la Ley de Inversiones mediante beneficios fiscales. Sin embargo el sector solar cree que el gobierno no está dando suficiente difusión y divulgación a las ventajas de la tecnología solar. 

Bueno, yo le pediría al sector que nos ayude a difundir esta información. Nosotros hemos hecho un gran esfuerzo para que la Ley de Inversiones fuera modificada y fuera más atractiva. En general, son muy bienvenidas las ideas para difundir más información.

Los precios de la energía eléctrica están subiendo en Uruguay. ¿Podría esto ayudar la generación distribuida?

Exactamente. La promoción de inversiones busca eso. Apunta al desarrollo de sectores a través de la inversiones. A que sea más sencillo y más barato invertir en sectores, siempre con la condición de generar externalidades para el país.

En Uruguay hay ahora un exceso de generación de energía. ¿Cuál es, a este respecto, el potencial de las tecnologías de almacenamiento?

Es una de las líneas de investigación, pero nuestra principal línea es en este momento por el tema de los transportes. Me refiero a los vehículos eléctricos. Estamos generando infraestructura y tenemos mucha expectativa con eso. Lo del almacenamiento es una línea que no descartamos, pero la complementariedad entre la energía eólica y la carga de los vehículos durante la noche parece ser una buena oportunidad.

*El encuentro “Experiencia de Uruguay: Hub de Negocios de América Latina” fue organizado por Uruguay XXI agencia de promoción de inversiones en Uruguay la embajada uruguaya en Berlín.