Chile quiere tener una industria de hidrógeno solar

Share

Chile ha participado por primera vez en la iniciativa “Valles de Hidrógeno” de Mission Innovationen colaboración con el programa de hidrógeno FCJU de la Comunidad Europea, y que tiene como objetivo acelerar el desarrollo de un mercado global de hidrógeno mediante la identificación y superación de barreras tecnológicas clave para la producción, distribución, almacenamiento y uso del hidrógeno a gran escala.

En una reunión de trabajo en Bélgica, Chile expuso su apuesta: “Aprovechar la más alta radiación del planeta para desarrollar una producción competitiva de hidrógeno verde que permita satisfacer las necesidades locales e incluso exportar a otros mercados”.

La iniciativa está formada por diversos países interesados en potenciar su industria local de hidrógeno, producido con baja huella de carbono considerando producción, almacenamiento, transporte y uso de éste vector energético.

En este sentido El Comité Solar e Innovación Energética de Corfo ya identificó las oportunidades que tiene el Desierto de Atacama en el estudio realizado en el 2018 “Oportunidades para el desarrollo de una industria de hidrógeno solar: Innovación para un sistema energético 100% renovable”, que fue realizado por Tractebel y que determinó que las regiones de Antofagasta y Atacama cuentan con condiciones para transformarse en un polo de desarrollo económico e industrial, en el que el hidrógeno producido con energías renovables, jugaría un rol protagonista, particularmente en la minería.

“El Desierto de Atacama posee ventajas competitivas insuperables, una riqueza en recursos naturales extraordinaria, infraestructura de soporte para el desarrollo de proyectos de hidrógeno como puertos, gaseoductos, plantas desaladoras, etc. y un sector económico con un alto consumo energético como la minería. Existe una sinergia entre energía solar e hidrógeno que permitirá que Chile produzca este  vector energético al menor costo posible, transformándose en el eslabón que permita exportar al mundo la riqueza del recurso solar, contribuir  a los desafíos del cambio climático y la transición energética, y generar una nueva actividad económica muy relevante para Chile. Se proyecta que para 2023 el mercado de hidrógeno a nivel mundial supere los 200 billones de dólares”, indicó Tomás Baeza, Encargado de Innovación y Emprendimiento del Comité Solar.

Chile aportará a la iniciativa los resultados del trabajo realizado por dos programas tecnológicos de Corfo que apuntan a desarrollar tecnología de hidrógeno verde en la minería. Además se trabaja en la elaboración de la Estrategia Nacional de Hidrógeno Verde, en la que se encuentra trabajando con el Ministerio de Energía y otros actores públicos y privados, que estará disponible el segundo semestre de este año.