Los medidores inteligentes son un estímulo para la generación distribuida en Chile

Share

El gobierno chileno ha anunciado un plan para instalar medidores inteligentes en 6,5 millones de clientes de suministro eléctrico del país a 2025.

Según informa el Ministerio de Energía en un comunicado, los medidores son parte de los sistemas de medición, seguimiento y control que deberán implementar las empresas distribuidoras, de acuerdo a la Norma Técnica para Sistemas de Distribución, dictada por la Comisión Nacional de Energía en diciembre de 2017.

“Este nuevo sistema de medición, monitoreo y control tendrá múltiples beneficios para los clientes finales, como saber cuánto consume cada hogar o empresa a cada hora, abriendo espacios para optimizar el gasto y generar ahorros, conocer el consumo histórico, tener mayor precisión de los cobros efectuados, contar con menor plazo de interrupción, entre otros beneficios,” declaró la ministra de energía, Susana Jiménez. “Los clientes podrán administrar mejor sus consumos, con más información. También será la puerta para habilitar la medida de su propia generación de energía en caso de aprovechar las ventajas de la generación distribuida”, agregó.

Según dijo el ministerio, además, la Comisión Nacional de Energía (CNE) estaría ahora definiendo las configuraciones de los medidores para que sean estandarizados, y permitan total interoperabilidad para los usuarios y prestadores de servicios.

La instalación de los nuevos dispositivos, sin embargo, implicará un costo adicional para los consumidores, que se incluirá en las tarifas de electricidad, “pero no implicará una mayor rentabilidad para las empresas distribuidoras, que está regulada por la Ley General de Servicios Eléctricos.”

La inversión total para la instalación de los medidores es estimada por el gobierno chileno en aproximadamente mil millones de dólares estadonidenses.

Según recientes estadísticas publicadas por la consultora chilena Systep, en 2018 la nueva capacidad de las instalaciones solares bajo net billig aumentó de más de un 100% con respecto al año anterior, una señal que este segmento esta creciendo aún antes de que las nuevas reglas para la generación distribuida entren en vigor.