Los simuladores solares pueden fomentar la fotovoltaica sobre tejado en ciudades en desarrollo

Share

El uso de simuladores solares para la instalación de generadores fotovoltaicos en los tejados, hasta ahora limitados a economías avanzadas con mercados de electricidad bien establecidos y una sólida cultura de investigación, se puede extender ahora los países emergentes y, en particular, a las ciudades en desarrollo.

Esta es la conclusión principal del informe Solar Simulators: Applications to Developing Cities publicado por la Agencia Internacional de Energías Renovables (IRENA), que describe la evolución y aplicación de las tecnologías de simuladores fotovoltaicos.

Los autores del estudio afirman que las tecnologías para los simuladores solares se han vuelto lo suficientemente baratas como para permitir su despliegue “para obtener el máximo beneficio en cualquier parte del mundo a un costo asequible”.

En particular, IRENA descubrió que los costos más bajos para las simulaciones en 3D y los modelos de irradiación solar pueden actuar como motores de crecimiento para la fotovoltaica residencial y comercial en las economías emergentes. Sin embargo, los autores del informe agregan que los simuladores solares pueden encontrar dificultades en las ciudades en desarrollo y pueden no ser inmediatamente aplicables al mundo en desarrollo sin una adaptación considerable, debido a un entorno empresarial y regulatorio diferente. “Los regímenes regulatorios en estos entornos a menudo no son sofisticados y aún están sesgados hacia los generadores tradicionales”, escribieron los analistas de IRENA.

Según ellos, además, sería necesaria una adaptación significativa en el aspecto tecnológico en términos de metodologías técnicas destinadas a reducir los costos y de desarrollo de casos de negocios que reflejen adecuadamente las características de las ciudades en desarrollo.

“Los resultados de este trabajo tienen como objetivo motivar un mayor diálogo sobre la planificación energética en el contexto urbano. Lo que es más importante, están destinados a estimular el mayor uso de técnicas basadas en datos que sean verificadas, como los simuladores solares, para crear políticas pragmáticas y soluciones económicas”, dijeron los autores del estudio.

El informe señala que alrededor de 130 millones de personas en áreas urbanas del mundo no tienen acceso a la electricidad, de los cuales aproximadamente 95 millones se encuentran en el África subsahariana.