Perú cierra un acuerdo de cooperación con la Alianza Solar Internacional

Share

El Ministerio de Energía y Minas de Perú ha anunciado haber firmado un acuerdo de cooperación con la Alianza Solar Internacional (ISA, por sus siglas en inglés).

El gobierno peruano, que había ratificado su adhesion a la organización internacional en diciembre de 2017, dijo en un comunicado que el objetivo principal del acuerdo es ayudar Perú a convertirse en un país referente en la atracción de las inversiones en energía solar para lograr un mayor aprovechamiento de las energías renovables.

“En el Perú hay una riquísima fuente de energía solar y ahora estamos canalizando el aprovechamiento de esta, que cada vez es más viable por el abaratamiento de sus costos. Lo que buscamos al ser sede de este evento mundial es promover en Latinoamérica el desarrollo de las energías renovables. El Perú ha sido nombrado vicepresidente de la Alianza Solar justamente para cumplir ese rol”, dijo el ministro de energía y minas, Ísmodes Mezzano. “Sabemos que todavía hay una brecha importante que cubrir, hay ciudadanos que no cuentan con energía eléctrica y como Gobierno estamos trabajando para que la energía solar nos permita que al 2021 tengamos cubierta la electrificación rural al 100%.”, agregó él.

El convenio fue firmado por Ísmodes y el Director General de ISA, Upendra Tripathy.

Según ha confirmado el MEM en su comunicado, la potencia fotovoltaica instalada de Perú ha alcanzado actualmente unos 284,5 MW. Esa potencia incluye los 188,5 MW asignados en la subasta de 2016, que constan de la planta solar Rubí de 144,5 MW (DC) que Enel Green Power Peru (EGPP), una filial del grupo energético italiano Enel, terminó de construir en marzo, y la Central Solar Intipampa de 40 MW en Moqueqa, en la provincia sureña de Mariscal Nieto, que construyó la francesa Engie. A finales de 2017, la potencia fotovoltaica de Perú había alcanzado 96 MW. Se trataba de la misma potencia que el país tenía a finales de 2015 y 2016.

Más recientemente, el MEM ha sometido a consulta pública el Decreto Supremo que aprueba el Reglamento de Generación Distribuida, que es la legislación secundaria que se esperaba para implementar la Ley de Generación Distribuida promulgada ya en 2015. Las nuevas reglas no solamente introducirán un esquema de net-billing para instalaciones de hasta 200 kW de potencia, sino también un esquema para proyectos de hasta 10 MW que es muy parecido al programa para Pequeños Medios de Generación Distribuida (PMGD) de Chile.