Iniciativa financiada por la Unión Europea lanza un nuevo revestimiento antisuciedad

Share

Según el Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo de la Comisión Europea (CORDIS), un proyecto financiado por la UE ha desarrollado con éxito un revestimiento de vidrio para módulos fotovoltaicos que es antirreflectante y antisuciedad.

El proyecto, ‘Solarsharc – A durable self-clean coating for solar panels to improve PV energy generation efficiency’ comenzó en 2017. Está dirigido por la South Bank University de Londres y ha contado con la participación de la Comisión Francesa de Energías Alternativas y Energía Atómica, los productores de materiales Millidyne y Opus Materials, y el especialista en construcción de sistemas fotovoltaicos integrados en edificios (BIPV) Onyx Solar.

El recubrimiento, según el sitio web del proyecto, es un híbrido inorgánico-orgánico que utiliza nanopartículas de sílice en una configuración que combina transparencia, repelencia al agua y durabilidad.

El CORDIS subraya que la suciedad en los paneles solares provoca pérdidas de generación de energía por valor de más de 40 mil millones de euros al año; y podría ser responsable de más de 100 millones de toneladas de emisiones de dióxido de carbono, si se utilizan combustibles fósiles para cubrir la pérdida de energía.

La subvención acerca el recubrimiento a la producción comercial

El proyecto solicitó una donación de 2,78 millones de euros el año pasado, con el objetivo de llevar la tecnología de recubrimiento SolarSharc desde el nivel de prototipo hasta las pruebas  y certificación operativa, y con una cadena de suministro configurada para ofrecer un rápido crecimiento. Un nuevo informe de CORDIS indica que el producto se lanzará el próximo año.

Una descripción del proyecto en el sitio web de CORDIS dice: “La comercialización de SolarSharc desarrollará nuevos ingresos para el consorcio de € 71 millones, con ganancias de € 45 millones, acumuladas, durante cinco años de ventas. Estas ventas aumentarán la producción de nuevas instalaciones solares en 9,000 GWh, ahorrando 5 millones de toneladas de emisiones de CO2”.

Varios módulos en producción ya incluyen un revestimiento antirreflectante para mejorar la producción, y la compañía holandesa de materiales DSM está en el proceso de lanzar un revestimiento que se aplicará de forma retroactiva a los módulos más antiguos. Los recubrimientos anticorrosivos también están ganando terreno comercialmente, a medida que los desarrolladores de proyectos entienden mejor cómo pueden aumentar la producción del proyecto y mantener los costos de operación y mantenimiento al mínimo.