Los precios de los módulos han disminuido hasta en un 25 % en lo que va del año, según TrendForce

Share

Los precios promedios de los módulos monocristalinos y policristalinos han caído un 19,8 % y un 25,5 %, respectivamente, en los primeros tres trimestres de este año, según EnergyTrend, una división de la compañía de investigación de mercado taiwanesa TrendForce.

“Si la generación de energía solar fotovoltaica se aproxima mucho a la paridad de la red en China al inicio del 3T 19, los precios de los módulos convencionales de silicio monocristalino y policristalino tendrán que caer otro 2,8 % y 9,8 %, respectivamente, durante el “período de nueve meses desde el inicio del 4T 18 hasta el final del 2T 19”, indicaron los autores del informe.

Como consecuencia de esta caída de precios difíciles de sostener en la industria y exceso de capacidad, se prevé que el mercado solar global entre en una fase de estancamiento, y vea una mayor consolidación. Se prevé que la demanda total de energía fotovoltaica para 2018 alcance solo los 86 GW, ya que el año pasado varios desarrolladores adelantaron sus fechas límites de instalación en China, lo que desplazó la demanda originalmente reservada para este año a 2017.

Sin embargo, en términos de producción, se prevé que la fabricación de células y módulos alcancen cada una 150 GW en 2018. “En general, el problema del exceso de oferta se ha agudizado”, dijo EnergyTrend.

La demanda de paneles en todo el mundo también está experimentando cambios geográficos, ya que la India introdujo recientemente un 25 % de derechos de salvaguardia sobre algunas importaciones, mientras que la UE puso fin a los precios mínimos de importación impuestos a los productos fotovoltaicos importados de China, Taiwán y Malasia. “Como resultado, los módulos fotovoltaicos hechos en China están fluyendo nuevamente hacia los mercados regionales de los que anteriormente se les había prohibido”, continúa el informe.

Refiriéndose a la difícil situación de los fabricantes de energía solar de Taiwán, los analistas de EnergyTrend destacan que los fabricantes de módulos y células chinos también pueden adoptar medidas para enfrentar el exceso de capacidad y la consolidación, incluidos los acuerdos de fusión, las reducciones de capacidad e incluso el cierre de fábricas.

Tal movimiento ya se ha visto en la industria china, con el fabricante chino Shunfeng International Clean Energy (SFCE) que anunció hace dos semanas que espera vender su unidad de fabricación a uno de sus accionistas, Asia Pacific Resources Development Investment Limitado.

Shanghai Electric también presentó una oferta para adquirir una participación de control en el mayor fabricante de polisilicio de China, GCL-Poly, aunque el acuerdo propuesto de CN.125 mil millones ($ 1,860 millones) fracasó.

En un informe anterior publicado a principios de agosto, EnergyTrend dijo que los precios en toda la cadena de suministro fotovoltaica estaban cayendo aún más, aunque fuesen probablemente destinados a estabilizarse.