ABSOLAR propone crear una política de estado para la solar en Brasil

Share

El próximo mes de octubre se celebrarán elecciones presidenciales en Brasil. De cara al nuevo Gobierno, la Asociación Brasileña de Energía Solar Fotovoltaica (ABSOLAR) ha recomendado la inclusión de la energía fotovoltaica como una herramienta estratégica en los programas de gobierno de los candidatos a la Presidencia de la República.

También se ha reunido con instituciones de gobierno como el Ministerio de Minas y Energía (MME) para proponer medidas de alto impacto y rápida implementación capaces de dinamizar el uso de energía solar fotovoltaica en el país.

Como medida central, ABSOLAR recomienda la creación de un programa nacional solar fotovoltaico que señale a la sociedad brasileña, al mercado y al sector que la fuente será parte estratégica de la política de desarrollo del país. Entre los objetivos, defiende el objetivo de alcanzar al menos 30 GW de fuente solar en la matriz eléctrica brasileña para 2030.

Con este compromiso, el sector afirma que se invertirán en Brasil de R $ 100 mil millones de fondos privados, lo que contribuirá a generar alrededor de un millón de nuevos empleos calificados.

La primera fase de este programa, que se implementaría en el período de 2019 a 2022, será capaz de mover R $ 35 mil millones y generar 350 mil nuevos empleos.

Para viabilizar la meta principal de 30 GW hasta 2030, ABSOLAR recomienda la creación de nuevas líneas de financiación que posibiliten la democratización del acceso a la tecnología, para que residencias, comercios, industrias, productores rurales y edificios públicos puedan generar su propia energía renovable , limpia y competitiva a partir del sol, reduciendo sus gastos y aliviando sus presupuestos.

Las nuevas subastas convocadas por el Gobierno Federal también son parte de la propuesta, que ve en los proyectos a gran escala una oportunidad de diversificar la matriz, aliviar la presión sobre recursos hídricos y reducir el uso de termoeléctricas de emergencia, más caras y contaminantes.

Para fortalecer la generación de empleos locales calificados y traer más tecnología e innovación al país, la entidad defiende la adopción de una política industrial competitiva para abaratar equipos fotovoltaicos fabricados en Brasil, reduciendo la elevada tributación sobre las materias primas utilizadas por el sector.

“Brasil tiene un retraso de 15 años en comparación con los países desarrollados en el área de la energía solar fotovoltaica y, por lo tanto, es necesaria la estructuración de un programa nacional para el desarrollo del sector solar fotovoltaico brasileño, tanto en la generación centralizada como en la generación distribuida, además de medidas que contemplan el avance de la cadena productiva del segmento “, comenta Rodrigo Sauaia, presidente de ABSOLAR.