A punto de concluir la instalación de los últimos equipos de Caldera 30+ en Chile

Share

El pasado mes de mayo se abrió el plazo de inscripciones al programa Caldera 30+ en la provincia de Copiapó, en Chile. El plan piloto se dirigía a particulares y empresas de la región que deseen generar energía fotovoltaica en sus hogares y locales comerciales.

Tal y como se previó en el cronograma, en agosto se completarán las instalaciones de los 136 equipos fotovoltaicos. Los adjudicatarios han tenido la posibilidad de asistir a capacitaciones para resolver todas las dudas respecto del proceso.

Las plantas generadoras se instalan bajo la Ley de Generación Distribuida (n.° 20.571), lo que les permite a los usuarios, generar y autoconsumir energía limpia y ahorrar entre un 30 % y 50 % en electricidad.

La empresa Enel Energía será la encargada de ejecutar el proyecto en el que se consiguió una reducción de más del 20 % de los costos del sistema gracias la agrupación de demanda. Según informe el Ministerio de Energía del país, es el modelo de agregación de demanda a escala domiciliaria más grande que se ha ejecutado en Chile para generar energía solar.

“Hoy estamos en la última etapa del exitoso proyecto piloto a nivel nacional Caldera 30+, que beneficia a 136 usuarios de las comunas de Caldera, Tierra Amarilla y Copiapó, y que considera una inversión aproximada de 250 millones, con una inyección de 121 kW, instalados a través de paneles fotovoltaicos, permitiendo generar energías limpias y sustentables para sus hogares o micros y pequeñas empresas. Las instalaciones, se acogen a la Ley 20.571 que permite a los usuarios generar energía limpia, autoconsumirla y los excedentes inyectarlos a la red eléctrica, lo que genera un verdadero ahorro en los hogares o bien en sus negocios”, aseveró el seremi de Energía de Atacama, Marcelo Sepúlveda Gárate.

Enel ha participado en las formaciones a usuarios para que entiendan cómo operan los sistemas, desde su instalación hasta los ahorros que les deberían generar.

Al respecto, Robert Schacht Wall, profesional de la Línea de Industria y Minería de la Agencia de Eficiencia Energética, explicó que “de la fase de las instalaciones estamos casi al 100 %, con eso pasamos a la siguiente etapa que es el proceso de declaración ante la SEC, una vez que obtengamos esa aprobación pasamos a la distribuidora con la cual vamos a ir a terreno a cambiar los medidores y luego, pasar a lo que sería la firma del contrato de suministro eléctrico, con la cual se va a formalizar la conexión de este sistema y la distribuidora va a empezar a pagar a cada beneficiario la energía que ellos inyectan a la red, además van a tener el beneficio más fuerte que es el autoconsumo, es decir, ya van a dejar de comprarle tanta energía a la distribuidora y van a empezar a consumir su propia energía”.

Este proyecto, que se encuentra enmarcado dentro de la iniciativa “Desarrollo de un Mercado Energético Local”, es implementado por el Programa Comuna Energética del Gobierno de Chile, ejecutado a través del Ministerio de Energía en conjunto con la Agencia Chilena de Eficiencia Energética y es financiado por el Fondo de Inversión Estratégica (FIE), del Ministerio de Economía Fomento y Turismo.