Puerto Rico busca eximir del pago de impuestos a instalaciones fotovoltaicas de hasta 20 kW para personas en cama

Share

Joel Franqui Atiles, representante del distrito 15 de Puerto Rico (Hatillo, Camuy, Quebradillas) presentó un proyecto el 7 de noviembre del 2017 para que personas que deben permanecer en cama o enfermos cuya vida depende del acceso a la electricidad estuvieran exentas del pago de impuestos sobre la venta a instalaciones fotovoltaicas de autoconsumo. A día de hoy, el proyecto no ha sido aún aprobado, según publica la Cámara de Representantes de Puerto Rico.

“La falta de energía eléctrica ha causado situaciones difíciles para el pueblo de Puerto Rico. Muchos ciudadanos han tenido que abandonar su familia y nuestra Isla por la situación de la falta de energía eléctrica. Por demás está decir que se reportaron muertes a causa de factores ‘post’ huracán. Y muchas de estas personas encamadas o con necesidades especiales necesitan el alivio al momento de comprar una planta eléctrica”, explicó Franqui Atiles.

También “esta medida aplica a que estamos a dos meses de la temporada de huracanes y debemos estar preparados por si surge otro evento con lo fueron los huracanes Irma y María. Este proceso enmienda rentas internas ayudará en cualquier momento”, aclaró el legislador.

La propuesta de Franqui Aquiles prevé que el departamento de Hacienda cree un Registro de Exención del Impuesto sobre la venta donde se anote la dirección de la residencia donde se utilizará la planta fotovoltaica, el nombre de la persona que la solicita y la información médica que certifique que la persona debe permanecer en cama o que la falta de electricidad pone en peligro su vida.

La planta fotovoltaica no podrá tener un tamaño mayor de 20kw.

En cuanto se produzca la recepción de los documentos, el Departamento de Hacienda emitirá una certificación para que el comercio donde se vaya a comprar la planta de energía eléctrica aplique la exención; el documento le proveerá al comercio una exención contributiva.
El proyecto añadirá una nueva sección al Código de Rentas Internas para un Nuevo Puerto Rico de la Ley Número 1-2011.