La planta fotovoltaica de Chambas, en Cuba, entra en operación

Aunque comenzó a entregar electricidad al Sistema Eléctrico Nacional en agosto de 2017, a finales de enero entró en pleno funcionamiento el primer parque fotovoltaico de la provincia cubana de Ciego de Ávila, que tiene una capacidad de 4,4 MW.

Ahora, una segunda planta ubicada en el municipio de Chambas, con capacidad de generación de 5,5 MW que está en fase de ajuste y puesta en marcha, se sincronizó al SEN a principios de febrero y aporta diariamente como promedio entre 15 y 18 MW, según señaló Ariel Díaz Román, director técnico de la Empresa Eléctrica provincial, a la Agencia Cubana de Noticias.

el directivo.

Para este año se espera comenzar la construcción de dos nuevas plantas, una en el municipio de Venezuela y otra en la zona rural La Cuba, en la localidad de Baraguá.

La energía fotovoltaica cobra auge en Ciego de Ávila con la colocación de paneles solares en hogares alejados de la red nacional, establecimientos hoteleros, círculos infantiles y edificios públicos, añadió Ramón Acosta Álvarez, especialista del Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente en la provincia.

También la agricultura, en especial la ganadería, emplea cercas eléctricas que funcionan con esta tecnología para pastorear ganado. Entras provincias como Holguín, en la parte oriental de Cuba, que sufre sequías con frecuencia, la energía solar se usa para abastecer de agua al ganado en épocas de sequía.